VOX Cartagena clama contra la inseguridad ciudadana en Cartagena

0

 VOX Cartagena levanta la voz por los últimos episodios de violencia vividos en la noche de la ciudad en estos días, “y no será porque no se ha advertido desde que el pasado mes de agosto VOX se manifestara en contra del proyecto del CATE en la zona portuaria” declara la concejal Pilar García.   

 

El apuñalamiento de cuatro varones en la zona universitaria en la madrugada del domingo, en lo que parece una riña entre bandas de inmigrantes, heridos de diversa consideración y que aún desgraciadamente no se puede determinar el verdadero alcance de las lesiones, es el último episodio que hay que lamentar, pero viene a sumarse al clima generalizado de inseguridad que parece permitir este Gobierno municipal.

 

Este incidente se suma a los altercados vividos en plena zona del centro con ocasión de las recientes fiestas de Carthagineses y Romanos, que recuerdan bastante al clima vivido cada fin de semana este verano en Cabo de Palos, y al intento de violación ocurrido este mes de agosto en Cala Cortina, del que parece que como afortunadamente no llegara a consumarse, ya no merece ser tenido en consideración.

 

Cuando ya desde el pasado mes de agosto VOX en pleno, no solo VOX Cartagena, junto a la diputada nacional Rocío de Meer, se oponía al proyecto del CATE en la zona portuaria, bajo el lema de Fronteras Seguras, ya se alertaba de que ello iba a suponer, entre otras cosas, un incremento exponencial en los índices de delincuencia e inseguridad ciudadana. “Los hechos desgraciadamente nos vienen a dar la razón incluso antes de lo que cabía esperar” manifiesta Pilar García.

 

El GM VOX Cartagena llevará una moción en el próximo pleno para que de una vez por todas se tome en serio esta materia tan importante, materializándose los acuerdos ya adoptados en el pasado de dotar a las Fuerzas de Seguridad con medios materiales (pistolas Táser, escudos…) y humanos, y no queden solamente en la propaganda que tanto le preocupa a este Gobierno municipal, porque los episodios que estamos viviendo ya cotidianamente, no son propaganda, son muy reales.