Usuarios del pabellón Central de Cartagena denuncian la falta de mantenimiento y abandono absoluto de estas instalaciones deportivas municipales

0

Tras la denuncia formulada por distintos usuarios sobre el Pabellón Central Wssell de Guimbarda, desde el grupo municipal de Unidas Podemos Iu Equo realizaron una visita a dichas instalaciones deportivas. En el recorrido constataron todas y cada una de las quejas formuladas por los usuarios. La primera de ellas, relativa a la falta de control de entrada a la instalación: “Aquí entra cualquiera, y lo más serio es que hay niños y niñas realizando actividades deportivas. No existe ningún control de entrada, no se pide ninguna identificación, y se puede acceder libremente a cualquiera de los espacios del pabellón, estén o no autorizados al público”, ha declarado Pilar Marcos, concejala portavoz de la coalición.

Desde la coalición también constataron el estado de los aseos femeninos, confirmando su abandono, con azulejos rotos, duchas sucias llenas de marañas de pelo, techos abiertos y repletos de tuberías al descubierto, puertas sin pintar y desconchadas. Los usuarios también denunciaron ante el grupo municipal la presencia de cucarachas en cuanto llega el calor, las cuales salen por los sumideros justo cuando se utilizan las duchas, “una situación totalmente insalubre”, afirma Marcos.

En cuanto a las instalaciones en sí están anticuadas, sin mantenimiento, y en algunas partes hasta sucias. Desde la coalición subrayan el estado del gimnasio “azul”, el más antiguo, el cual tiene el tatami totalmente arañado y lleno de restregones, “algo comprensible, pues se trata de unas instalaciones de más de 40 años que jamás han sido remodeladas o actualizadas. No se ha invertido ni un euro en mantenerlas, pese a que son las más requeridas y usadas por la ciudadanía cartagenera. Por contra, tenemos un Palacio de los Deportes en desuso, un palacio que nos ha costado como tal y tres veces más, que no pueden utilizar los cartageneros. Esa es la realidad del deporte en Cartagena”, ha continuado la edil.

Las quejas realizadas por los usuarios hacia el grupo municipal, también se extendían hacia la pésima organización del personal monitor de las actividades deportivas, pues cuando uno de ellos enferma, tiene vacaciones o asuntos particulares, no es sustituido, por lo que las clases se suspenden hasta que vuelve el trabajador/a. Y también hacían referencia a una atención al público “bastante nefasta”, y a los materiales deportivos, pues muchos de ellos están rotos, sucios y son escasos.

Para la coalición de izquierdas esta situación lleva a que “la gente deje de confiar en los servicios públicos, y finalmente opten por acudir a gimnasios privados que por la misma cuota o un poco más tienen mejores instalaciones”.

Según la coalición los usuarios han registrado sus quejas a través de escritos al Ayuntamiento, pero nadie les ha contestado, además de que han llegado a hablar con responsables del Pabellón, y la contestación de estos ha sido “que no hay personal ni hay presupuesto”, pese a que “las actividades sí que se cobran y muy bien”.

Por estas razones, desde el grupo municipal en el próximo Pleno un plan preguntarán al Gobierno qué actuaciones se pondrán en marcha para la rehabilitación del Pabellón Central Wssell de Guimbarda, unas instalaciones deportivas muy demandadas por los cartageneros y cartageneras, tal y como constató el grupo municipal en su visita, pues sobre todo las personas mayores que acuden a sus actividades lo prefieren frente a otros edificios deportivos municipales, por su ubicación, al estar en una zona muy accesible para toda la ciudadanía.

“Esta es la historia de la mala gestión del deporte en Cartagena, que puede llegar al punto del cierre de estas instalaciones por la dejación de los gobiernos municipales, que no han cuidado lo público, algo que es de todos y de todas, y que además se paga con el dinero de todos y de todas”, finalizó Marcos.