Una operación policial en el marco de la lucha contra la delincuencia itinerante culmina con cuatro detenciones

0

Agentes de la Policía Nacional han detenido a cuatro miembros de una organización criminal que se había especializado en el robo en el interior de viviendas. Los detenidos se habían desplazado  desde Madrid a Murcia, en donde se habían afincado  al parecer, con la única intención de llevar a cabo su actividad criminal en la ciudad.

Fue a finales del mes de octubre cuando la Brigada de Policía Judicial de Murcia comenzó la investigación en torno al entramado. Un asalto domiciliario que no llegó a consumarse, en donde los detenidos intentaron sustraer una caja fuerte de 300 kilos de peso, puso en alerta a la Policía Nacional. La propia víctima fue quien sorprendió a los detenidos sacando por el portal de su finca la caja, quienes al verse descubiertos huyeron y no llegaron a perpetrar el robo.

La Policía recuperó parte del botín en un registro domiciliario

 

Los investigadores siguieron la pista de la banda durante semanas, concretando un domicilio en la ciudad de Murcia que fue objeto de registro durante el operativo policial, y en donde la policía encontró una gran cantidad de joyas que provenían de diferentes robos en domicilios. Los investigadores localizaron a sus legítimos propietarios y les devolvieron los efectos.

 

Un operativo policial por fases para evitar que ningún miembro de la banda escapara

 

El operativo policial se ejecutó de manera escalonada para evitar fugas. Las  dos primeras detenciones se llevaron a cabo el pasado 17 de noviembre en Murcia. Tras estos dos arrestos, fue cuando se practicó el registro domiciliario, en donde además de recuperar parte del botín, los agentes intervinieron diversos útiles y herramientas utilizadas habitualmente para la apertura de puertas; plásticos, llaves “bumping” y extractores de bombines.

 

Detenido al bajar del avión

 

La tercera detención tuvo lugar apenas tres días después de las dos primeras, y para la cuarta, los agentes establecieron un operativo en el aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez, pues uno de los detenidos tras perpetrar los robos abandonó el país. La Policía concretó el día exacto de su regreso a España y llevó a cabo la detención.

El operativo culminó con 4 detenciones, tres hombres y una mujer, de nacionalidades colombiana, ecuatoriana y chilena con  edades comprendidas entre los 21 y 44 años de edad, que fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de guardia por su presunta participación en varios delitos de robo con fuerza en interior de domicilio.