Una campaña de sensibilización y voluntariado muestra el estado de las poblaciones de nacras del Mar Menor y sus medidas de conservación

0

FOTO/ El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente en funciones, Javier Celdrán, junto con los voluntarios que han participado esta mañana en la campaña de formación y sensibilización sobre las nacras

En el marco de esta iniciativa se distribuyen carteles y trípticos informativos y se organizan jornadas de buceo con snorkel en los que los voluntarios aprenden a identificar ejemplares de esta especie

El Mar Menor cuenta con zonas especiales de protección que lo convierten en un área de conservación estratégica de esta especie, declarada en situación crítica y casi desaparecida del Mediterráneo

Una campaña de sensibilización y voluntariado dará a conocer el estado de las poblaciones de nacra (Pinna nobilis) del Mar Menor e informará sobre las medidas y actuaciones que se están poniendo en marcha para ayudar a la conservación de esta especie, considerada en peligro crítico de extinción en todo el Mar Mediterráneo.

Esta campaña, organizada por la Dirección General de Medio Ambiente y Mar Menor, en colaboración con el Centro de Investigación Marina (CIMAR), el Acuario de la Universidad de Murcia, la Universidad de Alicante y la asociación Columbares, cuenta con diversas iniciativas entre las que se encuentran la organización de acciones de divulgación y concienciación a pie de playa dirigidas a bañistas, visitantes y turistas.

El consejero de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente en funciones, Javier Celdrán, participó hoy en una de estas jornadas de voluntariado organizada en Santiago de la Ribera. Durante la misma, los participantes recibieron primero una charla en la que se les enseñó a identificar ejemplares de esta especie y se les mostró cómo se toman los datos científicos relevantes para preservarla.

Posteriormente, acompañados por monitores especializados y provistos de gafas y tubos de bucear, los voluntarios realizaron una inmersión para ayudar a localizar e identificar ejemplares de esta especie en el entorno de las playas de la Ribera. Esta iniciativa se repetirá el próximo miércoles 17 de julio en la escuela de vela Galán de La Manga.

“El Mar Menor es, a día de hoy, el refugio más importante de todo el Mediterráneo para este molusco de gran tamaño que lo convierte en un área de conservación estratégica, por eso es importante que todos aquellos que encuentren un ejemplar sepan identificarlo y sean conscientes de que se trata de una especie declarada en situación crítica, cuyo grado de protección es equiparable al del lince ibérico”, explicó Javier Celdrán.

En este sentido, esta campaña de concienciación incluye también la elaboración y difusión de una serie de materiales divulgativos, como carteles, folletos o trípticos informativos sobre la nacra y en los que se explica además cómo actuar en caso de localizar un ejemplar.

A lo largo del último año se han localizado y delimitado para su protección tres importantes colonias de nacra en el Mar Menor. Uno de los hallazgos más relevantes se produjo la pasada primavera, cuando se encontró una colonia con más de 70 ejemplares que podría ser una de las más importantes de una especie que prácticamente ha desaparecido del litoral mediterráneo por un parásito que ha diezmado su población.

Además de las labores de prospección y la delimitación de estas zonas de especial protección, la Consejería de Medio Ambiente está desarrollando un estudio para conocer con exactitud el alcance y extensión de estas poblaciones. “Estas colonias se pueden convertir en un refugio que permita conocer nuevas vías para luchar contra la amenaza de este parásito y, en última instancia, iniciar un proyecto de repoblación en otras áreas del Mediterráneo”, destacó Javier Celdrán.

En este sentido, otro de los proyectos que se desarrollan para garantizar la conservación de esta especie es el Banco de Especies Emblemáticas y de Singular Importancia del Mar Menor. Esta iniciativa, que se lleva a cabo junto con el Acuario de la Universidad de Murcia, tiene como objetivo conseguir más datos sobre la biología de especies características del Mar Menor, como la propia nacra, el caballito de mar, la aguja y otro molusco de la familia de las almejas; conocer su estado evolutivo y, en última instancia, garantizar su supervivencia.