UGT valora positivamente, aunque con cautela, los datos de ocupación y paro en este segundo trimestre

0

 

 

 

  

 

ACTIVOS IIIT 2020 IVT 2020 IT 2021 IIT 2021 Variación intertrim. % Variación interanual %
Total activos 747100 725800 733300 746800 13500 1,84 47500 6,79
Tasa de actividad 60,65 58,81 59,33 60,38 1,05 3,5
OCUPADOS IIIT 2020 IVT 2020 IT 2021 IIT 2021 Variación intertrim. % Variación interanual %
Total ocupados 618600 614100 612900 648600 35700 5,82 58500 9,91
Agricultura 71300 65500 66000 79000 13000 19,70 -7600 -8,78
Industria 82900 89900 87200 85500 -1700 -1,95 9400 12,35
Construcción 41100 38600 39300 45100 5800 14,76 8000 21,56
Servicios 423300 420100 420400 438900 18500 4,40 48600 12,45
A tiempo parcial 82400 91400 87700 89600 1900 2,17 8500 10,48
A tiempo completo 536200 522700 525100 559000 33900 6,46 50000 9,82
Tasa de empleo 50,22 49,75 49,59 52,44 2,85 4,45
ASALARIADOS IIIT 2020 IVT 2020 IT 2021 IIT 2021 Variación intertrim. % Variación interanual %
Total asalariados 529600 518400 513400 547200 33800 6,58 49300 9,90
Indefinidos 369300 368400 363700 378600 14900 4,10 22300 6,26
Temporales 160300 150000 149700 168600 18900 12,63 27000 19,07
Tasa de temporalidad 30,3 28,9 29,2 30,8 1,6 2,4
PARADOS IIT 2020 IVT 2020 IT 2021 IIT 2021 Variación intertrim. % Variación interanual %
Total parados 128500 111700 120400 98200 -22200 -18,44 -11100 -10,16
De larga duración (<1 año) 34800 40900 52800 43000 -9800 -18,56 7800 22,16
Tasa de Paro 17,21 15,39 16,42 13,15 -3,27 -2,47

 

 

  • Este segundo trimestre arroja, sin duda, datos singularmente positivos para el empleo regional: repunta la tasa de actividad más de un punto, el número de personas ocupadas crece en 35.700 en este segundo trimestre, un 5,83% y sobre todo, sorprende la espectacular reducción que experimenta el desempleo regional: nuestra tasa de paro anota 3,27 puntos porcentuales menos respecto al trimestre anterior, hasta situarse en el 13,15% y el número de personas desempleadas disminuye en 22.200, un 18,45% en términos relativos, siendo éste el descenso más significativo de todo el país. Respecto al mismo trimestre del año anterior, el incremento de la ocupación es aún más significativo (9,91%) y se mantiene muy elevado el ritmo de reducción del desempleo (-10,14%).

 

  • La Agricultura (13.000) y los Servicios (18.500) aportan prácticamente 9 de cada diez nuevas ocupaciones, mientras que la industria pierde 1.700 empleos. En comparación con el mismo trimestre del año anterior, en cambio, es la Agricultura el único sector que continúa experimentado destrucción de empleo (-8,78%), recuperándose el resto con notable dinamismo.

 

  • El incremento interanual de la ocupación es similar en términos relativos entre trabajadores por cuenta propia (9,7%) y trabajadores asalariados (9,9%) y entre los ocupados a jornada completa (9,82%) y a tiempo parcial (10,48%), aunque algo superior entre éstos últimos.

 

  • Nuestra tasa de temporalidad aumenta 1,6 puntos porcentuales, hasta el 30,8%, mostrando la peor parte de esta EPA respecto a los datos referidos al empleo regional: mientras que los asalariados indefinidos crecen un 4,10%, los temporales lo hacen un 12,63%. Respecto al mismo trimestre del año anterior el repunte es aún mayor, registrándose un incremento de la temporalidad de casi dos puntos y medio.

 

  • También en negativo cabe destacar que, pese a la intensa disminución interanual que experimenta en general el desempleo, el paro de larga duración (más de un año en búsqueda de empleo) sigue creciendo en la Región de Murcia, en concreto, lo hace en 7.800 personas (un 22,16%).

 

MUJERES IIIT 2020 IVT 2020 IT 2021 IIT 2021 Variación intertrim. % Variación interanual %
Ocupadas 261900 259600 255800 276300 20500 8,01 30900 12,59
Paradas 67500 60700 65900 51100 -14800 -22,46 -6900 -11,90
Tasa de Actividad 53,12 51,55 51,6 52,54 0,94 3,5
Tasa de Empleo 42,24 41,79 41,03 44,34 3,31 4,68
Tasa de Paro 20,48 18,94 20,49 15,6 -4,89 -3,52
Tasa de temporalidad 31,8 30,5 31,6 35,3 3,7 6,4
HOMBRES IIIT 2020 IVT 2020 IT 2021 IIT 2021 Variación intertrim. % Variación interanual %
Ocupados 356700 354500 357100 372300 15200 4,26 27700 8,04
Parados 61100 51100 54500 47100 -7400 -13,58 -4100 -8,01
Tasa de Actividad 68,28 66,16 67,21 68,35 1,14 3,53
Tasa de Empleo 58,3 57,83 58,31 60,67 2,36 4,24
Tasa de Paro 14,62 12,59 13,24 11,23 -2,01 -1,71
Tasa de temporalidad 29 27,7 27,3 27,3 0 -0,8

 

 

  • Por sexos, son las mujeres las que se ven mayoritariamente beneficiadas por la disminución del desempleo y la creación de empleo registrada en este trimestre (las ocupadas crecen un 8,01% mientras que los ocupados lo hacen un 4,26%) si bien, se trata de empleo fundamentalmente precario, como cabe colegir del aumento de la temporalidad que ellas asumen en solitario (la tasa de temporalidad femenina crece 6,4 puntos en un año mientras que la de los hombres incluso disminuye ocho décimas).
  • En cualquier caso, se mantienen o incluso se amplían las tradicionales brechas de género que las mujeres presentan respecto a los hombres en la Región en cuanto a tasa de actividad ( -15,81 p.p.), tasa de empleo (-16,33 p.p.) o tasa de paro (4,37 p.p.).

 

 

 

 

 

  • Respecto a la media nacional, la Región de Murcia sigue presentando una mayor tasa de empleo que el promedio nacional, si bien también continúa consolidando rasgos de mayor precariedad, con una tasa de temporalidad 5,7 puntos superior a la media. Nuestra tasa de paro, en cambio, se sitúa por debajo de la nacional, de forma excepcional, ya que desde la crisis de 2008 viene manteniéndose, por lo general, en valores superiores a los registrados de media en el país.

 

 

Ante estos datos, correspondientes al II Trimestre de 2021, hechos públicos hoy por el INE a través de la EPA, UGT hace la siguiente valoración:

 

Siendo conscientes de que los segundos trimestres de cada año suelen ser buenos para el empleo regional, por coincidir con el inicio de campañas agrícolas de mucho peso como las de fruta dulce y la preparación de la campaña de verano en la hostelería, lo cierto es que sorprenden los buenos datos conocidos hoy habida cuenta del difícil contexto en el que nos encontramos. Es cierto que la situación sanitaria era bastante mejor en el periodo al que corresponden los citados datos, pero también lo es que la creación de 35.700 ocupaciones y el descenso de 22.200 desempleados, -el mayor tanto en términos relativos como absolutos en toda España-,  en un solo trimestre, es  ciertamente singular.

 

Por ello, además de valorar positivamente, pero con cautela, estos datos estadísticos que pueden estar sujetos a un fuerte componente coyuntural, nos vemos en la obligación de destacar con preocupación que el empleo que estamos creando es, fundamentalmente, temporal y precario, circunstancia que muestra el hecho de que los asalariados temporales crecen tres veces más que los indefinidos.

A ello debe sumarse el hecho de que el desempleo de larga duración sigue creciendo y enquistándose, generándose la necesidad urgente de actuar sobre las políticas activas de empleo, en los términos acordados por la Estrategia Regional de Empleo de Calidad, para evitar convertir en estructural el paro creado con esta nueva crisis.

 

Por otro lado, la desigualdad entre las trabajadoras y los trabajadores también se constata EPA tras EPA en el mercado laboral regional.  Y es que se mantienen, cuando no se amplían, las históricas brechas de actividad, empleo, paro y precariedad que separan a mujeres y hombres. En concreto, nos alarma la deriva de precariedad que está tomando el empleo femenino, que tras mantenerse varios trimestres descolgado de la recuperación del empleo, cuando anota incrementos de la ocupación, lo hace en términos de estricta precariedad de modo que la temporalidad de las asalariadas ha escalado en un año nada menos que 6,4 puntos porcentuales y ya supera el 35%, mientras que la de los hombres, incluso, se ha reducido.

 

Frente a todo ello, UGT considera que el  conjunto de los poderes públicos deben trabajar, ahora más que nunca, desde el Diálogo Social, por revertir una reforma laboral que ahonda en la precariedad y la fragilidad del empleo, elevar los salarios más bajos, -siendo el SMI el mejor instrumento para ello-, y reforzar servicios públicos y las políticas activas y de protección social para que esta recuperación económica llegue verdaderamente a todas y todos.