Según el gobierno las ayudas de rehabilitación diseñadas por el Ejecutivo central “nacen fracasadas”

0

Considera un “infierno burocrático” su tramitación y vaticina que “casi nadie las va a solicitar porque no responden a las necesidades de los ciudadanos”

 

El Gobierno regional asegura que las ayudas de rehabilitación diseñadas por el Ejecutivo central a través de los fondos Next Generation de la Unión Europea “nacen fracasadas porque no responden a las necesidades de los ciudadanos”, según el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, quien estimó que “la cuantía de la ayuda es poco atractiva para las economías familiares, y sus requisitos son tan exigentes que despertarán poco interés, así que casi nadie las solicitará”.

Así lo manifestó hoy el consejero tras la reunión de la Conferencia Sectorial de Vivienda, Urbanismo y Suelo que autorizó las condiciones de reparto de estas subvenciones para el próximo año “sin haber aprobado antes la normativa que los regula. Es contradictorio que se fijen antes los objetivos que el marco jurídico”.

 

“Los condicionantes de las ayudas han sido impuestos sin admitir opiniones ni ningún tipo de negociación, cargando todo el papeleo en las comunidades, y penalizándolas si los usuarios no las solicitan porque no las consideran atractivas”, manifestó y calificó el reparto de “injusto y que no tiene en cuenta las particularidades territoriales”.

Criticó que las subvenciones “vayan destinadas únicamente a la mejora de la eficiencia energética y no permita la rehabilitación integral de los edificios, que es lo que realmente demandan los propietarios y tendrían un impacto superior en la transición ecológica que promueve la UE”.

“Infierno burocrático”

El consejero consideró un “infierno burocrático” el que tendrán que pasar aquellas personas que las soliciten “porque a los requisitos básicos de cualquier ayuda se suma que tienen que realizar un proyecto que contenga cuatro estudios diferentes, y además la justificación es más compleja que en anteriores convocatorias”.

“Todo ello disuade al posible solicitante, ralentiza la obtención de la ayuda y además penaliza a las comunidades que tramitamos estas subvenciones porque el criterio de reparto para los próximos años se fija en función de la ejecución de este, y nos quedan menos de seis meses para convocarlas”, declaró el responsable regional.

Lamentó que “el Gobierno central pierda una oportunidad de oro para reactivar la economía y abuse de su posición pues reparte, fija criterios de espalda a la sociedad y castiga a las comunidades que tenemos que convocar estas ayudas si los ciudadanos no las solicitan”.