El SEF formará a 8.500 ocupados en 2020 con 500 cursos a los que destina tres millones de euros

0

Un total de 8.500 trabajadores ocupados de la Región de Murcia participarán en los aproximadamente 500 cursos de formación que ofrecerá durante 2020 el Servicio Regional de Empleo y Formación (SEF), iniciativa que cuenta con un presupuesto de 3.076.000 euros destinados por la Consejería de Empleo, Investigación y Universidades. Las entidades de formación interesadas en impartir los cursos pueden solicitar hasta el 17 de octubre las subvenciones convocadas hoy a través del Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM).

Las acciones formativas podrán ser de cuatro tipos: intersectoriales, es decir, transversales y disponibles para trabajadores de cualquier actividad económica; los cursos transversales destinados a trabajadores de la economía social; los transversales dirigidos al colectivo de autónomos, y finalmente los cursos para trabajadores de sectores específicos. En este caso, los contenidos se adaptan de manera pormenorizada a cada actividad profesional.

La formación transversal es especialmente eficaz de cara a facilitar la movilidad del trabajador de un sector a otro, e incluye, por ejemplo, los idiomas, el diseño de páginas web o las actividades de gestión administrativa. En cuanto a las acciones para sectores concretos, algunos ejemplos serán los cursos para la obtención del carné de uso de productos fitosanitarios; los de manipulador de alimentos; los de manejo de carretillas elevadoras o los de agricultura ecológica.

Por lo que respecta a los cursos para trabajadores de economía social, serán planes de formación dirigidos a empleados y socios de cooperativas, sociedades laborales y otras entidades de este tipo, con el propósito de satisfacer sus demandas formativas. Las entidades beneficiarias de las ayudas para impartir estos cursos han sido en años anteriores las principales organizaciones de representación del sector, como Ucomur, Ucoerm, Amusal o Fecoam.

Finalmente, los cursos para autónomos buscarán mejorar la capacitación de estos trabajadores en competencias relacionadas con la actividad que desarrollan, bien de carácter sectorial o bien de manera transversal. Así, por ejemplo, la Asociación de Trabajadores Autónomos recibió el pasado año una subvención para poner en marcha un plan específico de formación a este colectivo.

Tal y como ya sucede actualmente, los cursos para ocupados del próximo año reservarán un porcentaje de participación para desempleados que puede llegar hasta un máximo del 30 por ciento. Los interesados pueden encontrar en la sección ‘Busco un curso’ de la web del SEF la información de todos los cursos ofertados actualmente, así como los datos de contacto de las entidades de formación.

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, destacó que “la formación es indispensable no sólo para las personas que se encuentran sin empleo, sino también para los trabajadores ocupados. De hecho, la apuesta por la formación debe mantenerse durante toda la vida laboral, porque aumenta las opciones de estabilizarse en un puesto y también de progresar profesionalmente”.

Cursos de entre seis y 270 horas de duración

Estos cursos para ocupados son menos extensos que los destinados a personas desempleadas. Así, la duración oscila entre las 6 y las 270 horas, si bien este límite puede superarse si el curso permite la obtención de un certificado de profesionalidad. En el caso de las personas sin empleo, la mayoría de cursos conducen a esta titulación, y su duración puede llegar a las mil horas.