SATSE Murcia insiste en la promoción de la salud y la prevención como fórmulas para ahorrar costes en Sanidad

0

El Sindicato de Enfermería SATSE Murcia insiste en la importancia de que se valore más la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad como fórmulas para ahorrar costes ante un sistema sanitario “saturado”.

Tal y como señala la Organización Mundial de la Salud (OMS), “una buena salud es el mejor recurso para el progreso personal, económico y social”, y añade, “la Promoción de la Salud constituye un proceso político y social global que abarca acciones dirigidas a modificar las condiciones sociales, ambientales y económicas, con el fin de favorecer su impacto positivo en la salud individual y colectiva”.

La promoción de la salud reconoce la salud como un concepto positivo y se centra en los factores que contribuyen a ella. Busca que todas las personas desarrollen su mayor potencial de salud tomando en cuenta los activos de la comunidad y las condiciones sociales subyacentes que determinan una mejor o peor salud, sabiendo que para alcanzar la equidad es necesario una redistribución del poder y los recursos.

Y es que estar enfermo, además de incómodo, desagradable y triste, sale caro. Una persona enferma acude más al médico, toma más medicamentos o precisa de más bajas laborales. De hecho, según los últimos informes, la obesidad en España, por ejemplo, representa el 9,7 por ciento del gasto sanitario y reduce el PIB en un 2,9 por ciento.

SATSE defiende que la labor de la enfermería en la promoción de la salud y la prevención de enfermedades debería ser algo prioritario para nuestros dirigentes, antes de verse obligados a dedicar la mayoría de los recursos a la curación de las enfermedades. Debería primar la salud por encima de la enfermedad, así como que se valore el coste de ambas, para poder gestionar de manera adecuada los presupuestos en Sanidad.

Los servicios de prevención y salud pública son decisivos para conseguir mejoras en salud y para dar respuesta a epidemias y pandemias como la COVID-19. Sin embargo, el gasto público en prevención y salud pública en los últimos años en España ha sido reducido en términos por persona y en relación al PIB y al gasto corriente total en sanidad.

Por ello, el Sindicato de Enfermería sostiene que España, también la Región, tienen como asignatura pendiente dedicar más recursos a salud pública, y ahora más que nunca.