Salud triplica su capacidad de diagnóstico para detectar nuevos casos de covid 

0

La Región de Murcia realiza pruebas de antígenos a todos los contactos estrechos en las primeras 24 horas

 

Más de 161.000 pacientes han realizado interconsultas no presenciales desde el inicio de la pandemia

La Comunidad Autónoma ha triplicado la capacidad diagnóstica de covid respecto a la segunda ola de la pandemia y casi la totalidad de los casos se diagnostican en las primeras 24 horas gracias a las pruebas de antígenos que se realizan a todos los contactos estrechos de un positivo.

En los últimos diez días, la Consejería de Salud ha realizado seguimiento a cerca de 50.000 personas en cuarentena, entre positivos y contactos estrechos, y solo la semana pasada se llevaron a cabo 56.000 pruebas de detección en los 16 puntos covid que se han puesto en marcha y en los 85 centros de Atención Primaria, así como en los Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP).

Por otra parte, a las personas con resultado negativo y que permanecen en cuarentena, se les realiza una PCR de confirmación siete días después.

El consejero Manuel Villegas aportó estos datos hoy en su comparecencia ante el Pleno de la Asamblea Regional, donde intervino a petición propia para dar cuenta de la evolución de la pandemia y de las normas que se vienen aplicando desde el Gobierno de la Comunidad para frenar el avance del covid-19.

 

            En este sentido, Villegas expuso que esta semana se ha acordado  la implantación de nuevas medidas  ya que “entre un 8 y un 10 por ciento de los contagios acaban en ingreso hospitalario”, por lo que “no podemos confiarnos y debemos seguir apostando por reducir nuestra interacción social al máximo”. Asimismo, añadió que “las medidas adoptadas por el comité técnico están funcionando, al igual que ocurrió con la segunda ola. Este es el camino a seguir”.

Impulso a las interconsultas no presenciales

Por otra parte, el Servicio Murciano de Salud (SMS) ha acelerado y agilizado la implantación de nuevas tecnologías en los servicios sanitarios. A día de hoy, y desde que comenzó la pandemia, más de 161.000 pacientes han realizado una interconsulta no presencial que no se ha demorado más de tres días desde su solicitud.

Actualmente, este modelo constituye casi la mitad del total de consultas realizadas, lo que contribuye a aliviar la presión asistencial de la Atención Especializada.