La joven pregonera de este año, Rosa Pérez Galindo, desde su experiencia y juventud pidió en la tarde de ayer, en la iglesia de Santa María, que se deje a los jóvenes volar y caer. “Nuestro fin solo es seguir vuestros pasos”.

 

 

 

Foto facebook