La Región de Murcia destacó la importancia de la construcción de las Zonas de Actividades Logísticas (ZAL), como las que se están desarrollando en Murcia y Cartagena, para asegurar la rentabilidad y efectividad “real” de una infraestructura tan relevante y costosa como la de los corredores ferroviarios transeuropeos que financia la Unión Europea.

Para el Ejecutivo regional las zonas logísticas van a permitir que el Corredor Mediterráneo tenga una “utilidad efectiva” porque permiten subir las mercancías a los ferrocarriles, y sacarle así el máximo rendimiento a esta infraestructura.

El director general de Transportes, Costas y Puertos, José Ramón Díez de Revenga, defendió esta postura durante la reunión del órgano directivo de la Comisión Intermediterránea (CIM) de la Conferencia de Regiones Periféricas y Marítimas (CRPM) celebrada esta semana en Barcelona.

Díez de Revenga explicó que la apuesta del Gobierno regional por el ferrocarril como transporte de mercancías de larga distancia se argumenta por “los beneficios en la competitividad de las empresas y del medio ambiente, así como por nuestra situación periférica dentro de la UE”.

El responsable regional recordó que la Región de Murcia lidera el grupo de transportes de la CIM y eso “nos permite trasladar directamente las reivindicaciones del sector a las instituciones europeas” para que se tengan en cuenta en las negociaciones de toda la normativa que les afecta y de todas las directivas que le son de aplicación.

Entre las demandas a las que se refirió el director está la modificación de la tasa por el uso de autopistas (Euroviñeta), la construcción de áreas de descanso seguras en las redes transeuropeas de transporte, la flexibilización de los descansos y la regulación laboral de los transportistas desplazados.

 

Foto. El director de Transportes interviene en la reunión de la Comisión Intermediterránea (CIM), donde habla de las Zonas de Actividades Logísticas de Murcia y Cartagena