El Puerto de Cartagena tiene un crecimiento continuo de su  tráfico portuario, un 11,44% en el primer cuatrimestre de 2022

0

 

El volumen de tráfico total movido entre los meses de enero a abril ha ascendido a 11,7 millones de toneladas con respecto al mismo intervalo del año pasado. El granel sólido lidera el crecimiento en este período.

La actividad portuaria de Cartagena continúa al alza. Así ha quedado demostrado en el Consejo de Administración que se ha celebrado esta mañana y donde se ha dado a conocer el análisis de datos correspondiente al primer cuatrimestre de 2022.

 

Las cifras arrojan que el volumen de tráfico portuario total movido en el Puerto de Cartagena ha ascendido a 11,7 millones de toneladas en entre los meses de enero y abril, lo que se traduce en un incremento del 11,44% con respecto al mismo período de 2021.

 

El granel sólido lidera el crecimiento de este cuatrimestre con 2,3 millones de toneladas y un incremento de casi el 17%. Los cereales encabezan el ranking de crecimiento con 1.049.000 toneladas movidas (la mayor parte importadas) y representa un aumento del 88,61%. Sólo durante el mes de abril el movimiento de cereal ascendió a 197.000 toneladas.

 

En acumulado, el carbón y coque le siguen al cereal por volumen con 460.000 toneladas; las habas y harina de soja con un crecimiento del 7% alcanzando las 333.000 toneladas; los piensos que aumentan un 3% y ascienden a 138.000 toneladas; los abonos se incrementan en un 55%. Otras mercancías como los productos siderúrgicos, sal y chatarra siguen manteniéndose a niveles del año anterior.

 

En el caso del clinker, este aglomerado clave para la fabricación de cemento ha crecido un 73%, llegando a superar las 126.000 toneladas. En este sentido, cabe destacar que la empresa toledana “Cementos del Tajo” ha realizado la operativa de sacar la primera carga de esta mercancía por tren desde Escombreras hacia Noblejas con una autorización especial de ADIF. La previsión de salida será de dos trenes semanales con aproximadamente 3.000 toneladas. Por lo que se estima que, hasta final de año, se podrán mover en ferrocarril unas 75.000 toneladas y 150.000 toneladas el próximo año.

La presidenta de la Autoridad Portuaria, Yolanda Muñoz, ha resaltado que “se trata de unas cifras bastante halagüeñas que permitirán crecer en intermodalidad, uno de los principales objetivos que nos hemos marcado desde la Autoridad Portuaria de Cartagena”. Añade además que “en pocos meses, la conexión ferroviaria de Escombreras permitirá ofrecer una plataforma que conecte con Madrid y el centro peninsular, y no sólo Clinker o butano, sino que actualmente estamos preparando la salida de cereal en ferrocarril”.

 

Uno de los temas que más ha preocupado en los últimos meses ha tenido que ver con la crisis de cereal con motivo de la guerra de Ucrania al tratarse de uno de los mayores países exportadores de esta mercancía. La presidenta de la APC ha querido transmitir “un mensaje de tranquilidad a nuestros agricultores y ganaderos ya que fueron previsores y acertaron concentrando las importaciones en los primeros meses del año, principalmente, maíz que ha duplicado su cifra con un crecimiento del 100%. Esto nos indica que todavía hay reservas para poder alimentar a los animales”.

 

Muñoz añade además que “desde el Gobierno Regional se han realizado los trámites oportunos para que los operadores puedan satisfacer las demandas de mercado en otros países como Brasil”. También se ha solicitado rebajar las condiciones para que pueda entrar cereal de otros países como Argentina y se ha abierto la importación de soja y colza de EE.UU.

 

Como balance general, y en términos estadísticos, el primer cuatrimestre del año concluye de forma positiva gracias al buen crecimiento de los graneles líquidos que representan el 75% del total de mercancías que mueve el Puerto de Cartagena y aumenta un 10,28% en el acumulado, hasta lograr los 9,11 millones de toneladas.

El crudo, por su parte, alcanza los 5 millones de toneladas superando en un 10,88% el importando en 2021 y el gas natural destaca también por un importante crecimiento del 72,24% hasta alcanzar 1,4 toneladas en los cuatro primeros meses del año. “Este incremento viene motivado en parte por el corte del gaseoducto y porque España está exportando de forma continua gas por los Pirineos a Europa, cuando lo habitual hasta el momento era que el 10% del consumo nacional entraran por la frontera francesa” explica Muñoz.

La mercancía general, con 320.000 toneladas movidas también muestra un crecimiento del 7,9%; liderando esta subida los productos energéticos, materiales de construcción y congelados. El tráfico de mercancía en contenedores aumenta un 17% y son 16.693 TEU,s los que han visitado el muelle de San Pedro en estos meses. Tanto el ganado vivo (con 293.500 cabezas y un incremento del 86,5%), como los aerogeneradores (24.100 piezas y un aumento del 45%) son dos de las mercancías que lidera el Puerto de Cartagena y dispone de infraestructuras especializadas.

Por otro lado, la llegada de cruceristas sigue creciendo y Cartagena ya se está posicionando como puerto “winterless”. La presidenta de la APC resalta que “este buen resultado está siendo posible gracias al intenso trabajo que estamos realizando por romper con la estacionalidad del turismo”. Destaca así que “estamos coordinados con el Ayuntamiento de Cartagena y el Gobierno Regional para contribuir a la recuperación de este sector clave, llegando hasta el 15 de mayo a 51.000 pasajeros en 64 escalas”.

En los últimos años, el Puerto de Cartagena ha apostado fuertemente por la diversificación de sus tráficos y, para ello, ha planificado una estrategia para generar más oportunidades que permitan ganar en competitividad. Un claro ejemplo es el proyecto Barlomar, la futura terminal polivalente que permitirá duplicar la productividad regional como principal puerto exportador de los productos de la Región.

En este sentido, la presidenta Yolanda Muñoz explica que “hace unas semanas hemos iniciado una nueva línea con la naviera Seatrade para el envío de productos congelados a Estados Unidos. Una herramienta más que necesaria para dar salida a los productos agroalimentarios de nuestra Región”

Durante la celebración del Consejo de Administración también se ha aprobado la modificación que solicita Enagás Transportes SAU de ampliar en 194 m2 la actual superficie de suelo adjudicada mediante concesión para la carga, descarga, almacenaje y regasificación de GNL. El objeto consiste en sustituir la pasarela actual por otra de mayor rango.

Esta nueva ampliación de infraestructura, asociada al proyecto “Carga de buques de pequeña capacidad” (Small Scale Bunkering), permitirá garantizar la correcta operación de buques metaneros en el muelle Príncipe Felipe de Escombreras e incrementar el número de servicios que la terminal puede ofrecer con este atraque (tras las obras acometidas en el muelle se fija en un máximo de 80.000 m3, hasta los mini metaneros con capacidad para 2000 m3). La superficie total de Enagás con esta nueva concesión ascendería finalmente a 136.89.,90 m2.

La mercantil Terlocar también ha visto ampliada su superficie en concesión en 292,42 m2 para la instalación de un punto de carta y un nuevo brazo en Escombreras, pasando a ocupar 34.024,12 m2. Con la instalación del brazo la empresa estima que le permita aumenta hasta un 20% la cantidad de granel líquido transportada por vía marítima.

El Plan de Emergencia Interior para la autoprotección del Puerto de Cartagena también ha sido incluido en el orden del día de la reunión y establece las etapas de alerta previa, plan de comunicaciones, activación y alarma, intervención, procedimiento de actuación y declaración de fin de emergencia, así como el mando único de la emergencia que recae en la administración portuaria.

Hace unos días, en el muelle Juan Sebastián de Elcano, se mostraba públicamente un simulacro con el ejercicio de Seguridad Marítima MARSEC-22 organizado por la Armada Española. El desarrollo del mismo puso de manifiesto la correcta coordinación entre las diferentes administraciones públicas y entidades de emergencia con el fin de garantizar la seguridad portuaria y marítima pero también la protección ambiental.