El PSOE denuncia que el Gobierno regional actúa tarde, mal y de forma improvisada en la gestión de los rebrotes

0

 

El Partido Socialista vuelve a exigir al Gobierno regional que aumente los equipos de atención primaria, rastreradores de Covid-19 y apoyo social. Pide también unos criterios técnicos, definidos y públicos para controlar los rebrotes en todos los municipios.

Isabel Molino, miembro de la Comisión Ejecutiva Regional del PSOE y portavoz del Grupo Municipal Socialista en Totana, denuncia que “una vez más, está quedando demostrado que el Gobierno de López Miras actúa tarde, mal y de forma improvisada” en la gestión de los rebrotes de la Covid-19.

Indica que las medidas del Gobierno regional se han limitado a decretar cierres y confinamientos, “que tienen un gran impacto en la población y en la economía”, en lugar de hacer un rastreo intenso para encontrar los casos asintomáticos y hacer un seguimiento estrecho y continuo de los positivos, una estrategia más efectiva y menos lesiva para la ciudadanía y los negocios locales.

“El PSOE desde el primer momento nos pusimos a disposición del Gobierno regional y propusimos un refuerzo en la atención primaria y los equipos de rastreadores”. “Lamentablemente, nuestras propuestas fueron ignoradas”. “Seguramente si las hubieran tomado en consideración en un principio Totana no se encontraría en la situación actual” añade.

La secretaria regional recuerda que incluso el diputado regional José Antonio Peñalver pidió personalmente al consejero de Salud Manuel Villegas en la Asamblea Regional el pasado mes de julio que aumentara el personal de los equipos de atención primaria y de rastreadores para “hacer una detección precoz de los casos y vigilar el cumplimiento de las cuarentenas casa por casa”. También que se reforzara el personal de apoyo social y las ayudas de la administración regional a las personas en una situación de precariedad o vulnerabilidad para garantizar que pueden cumplir las restricciones.

Molino resalta que “en Totana se da la circunstancia especial de que muchos vecinos  y vecinas viven en domicilios con numerosos inquilinos en los que es difícil cumplir la distancia social y el confinamiento”. También que “una parte importante de la población trabaja como jornalera, cobra al día y se puede sentir obligada a saltarse el confinamiento domiciliario para sustentar a sus familias”. Por todo ello, “el refuerzo del personal sanitario, de rastreadores y apoyo social de la Comunidad era fundamental desde un inicio para atajar el rebrote” continua.

Afirma que “las medidas anunciadas ahora por el Gobierno regional demuestran que las peticiones del PSOE eran las acertadas”. Pero “llegan más de dos semanas tarde”. “La tardanza de López Miras ha castigado a los vecinos y vecinas de Totana y a su economía”. “Si se hubieran adoptado antes se podrían haber reducido los contagios y minimizado la extensión de las medidas extraordinarias”.

Isabel Molino reitera su respeto a las decisiones adoptadas por las autoridades sanitarias regionales pero critica “el gran agravio comparativo que existe entre Totana y otros municipios de la Región de Murcia” con una situación epidemiológica similar y en los que no se han impuesto las mismas medidas. “No es de recibo que haya municipios de primera y de segunda en la gestión de los rebrotes”, insiste.

Critica que, como también se ha comprobado en Mazarrón, “el Gobierno regional de López Miras actúa de forma improvisada”. Continúa exigiendo los mismos “criterios técnicos, definidos y públicos” para controlar la Covid-19 en las diferentes localidades de la Región.

Molino añade que la incidencia acumulada del virus se ha reducido a la mitad en una semana en Totana y por ello pide “una flexibilización de las medidas extraordinarias establecidas para la hostelería y el comercio, con el fin de apoyar a las pequeñas y medianas empresas del municipio, muy perjudicadas”.

Para concluir, la portavoz del Grupo Municipal Socialista en Totana muestra su decepción con el alcalde Juan José Cánovas “por su tardía respuesta ante el rebrote que afecta al municipio”. “Es incomprensible que convocara por primera vez la mesa municipal de la Covid-19 dos semanas después de que el Gobierno regional decretara el confinamiento de Totana”.