El proyecto estratégico Las Fortalezas del Rey Lobo avanza con la obtención de más de 60.000 metros cuadrados en la ladera del Castillo de Monteagudo

0
El Pleno aprueba el Texto Refundido del proyecto de obtención de zona verde repartida en 58 parcelas
El acuerdo permite que avance el proyecto del Parque Arqueológico de Monteagudo, que abarca 1,6 millones de metros cuadrados de terreno
En la superficie se colocarán tres grúas de grandes dimensiones que resultan indispensables para realizar las obras de consolidación del Castillo

 

El Pleno Municipal del Ayuntamiento de Murcia ha aprobado esta mañana el Texto Refundido del proyecto de obtención de suelo de parte de los terrenos destinados a Sistema General correspondientes a la ladera del Castillo de Monteagudo mediante el sistema de expropiación por tasación conjunta.

 

Este documento incorpora la resolución de los recursos de reposición presentados. Afectan a la titularidad de algunas parcelas y a una modificación de la valoración a la baja en 7.000 euros.

 

En concreto, la superficie objeto de obtención abarca 61.945 metros cuadrados de zona verde que ocupan 58 parcelas. La inversión prevista es superior a los 2 millones.

 

Los terrenos corresponden con la ladera del monte sobre el que se encuentra el Castillo de Monteagudo, definiendo la imagen tradicional del mismo, y son necesarios para la ejecución de las obras de rehabilitación del monumento.

 

Sobre la superficie que obtendrá el Ayuntamiento se colocarán tres grúas de grandes dimensiones que resultan indispensables para realizar las obras de consolidación del Castillo, que debe ejecutar el Estado.

 

La Concejalía de Desarrollo Sostenible y Huerta es el departamento que ha llevado este asunto al Pleno. Su titular, Antonio Navarro, ha señalado que “el paso de hoy supone otro avance en la tramitación de Las Fortalezas del Rey Lobo, un proyecto que permitirá poner al servicio de los murcianos una de las joyas medievales más importantes de España, como es el Castillo de Monteagudo. Esta actuación se enmarca en el Sitio Histórico de Monteagudo y Cabezo de Torres, que comprende una superficie total superior al millón de metros cuadrados”.

 

El acuerdo aprobado hoy permite que avance el proyecto estratégico Las Fortalezas del Rey Lobo y afianza el Parque Arqueológico de Monteagudo, que abarca 1,6 millones de metros cuadrados de terreno. Con anterioridad, el Consistorio murciano ya procedió a la adquisición tanto del Castillejo como de la Alberca de Larache, conocida comúnmente como el Huerto Hondo.

 

El Ayuntamiento obtuvo 35.000 metros cuadrados de terreno con estas operaciones, por lo que conseguirá en total casi 100.000 metros tras adquirir los terrenos aprobados hoy. Con el proyecto de la ladera del Castillo de Monteagudo todas las fortalezas que conforman el Parque Arqueológico, a excepción del Castillo de Cabezo de  Torres,  pertenecerán a las administraciones públicas.

 

En el recinto del Sitio Histórico de Monteagudo y Cabezo de Torres se ha adquirido recientemente el Molino Armero, en Cabezo de Torres, donde se encuentran, además del Molino histórico, los restos de una alberca islámica.

 

El objetivo que persigue el Equipo de Gobierno es el de poner en valor el conjunto monumental de Monteagudo y para ello realizará una importante investigación histórica previa y prospecciones arqueológicas, y ejecutará proyectos que sirvan para su puesta en valor cultural, patrimonial, turística y arqueológica.

 

 

 

 

 

 

 

Apuesta por la recuperación del patrimonio

 

Las Fortalezas del Rey Lobo es uno de los proyectos estratégicos del Consistorio murciano y se encuadra en la apuesta que sigue el Equipo de Gobierno desde hace años por recuperar el patrimonio, en este caso de la época medieval, y acercarlo a los ciudadanos,  para su descubrimiento y disfrute.

 

La aprobación del Texto Refundido también supone un espaldarazo para el desarrollo del Plan Director. Este documento recoge la hoja de ruta para recuperar y poner en valor el Castillo, icono de los tiempos del reinado de Ibn Mardanis (el Rey Lobo) a mediados del siglo XII.

 

La superficie de la ladera del Castillo de Monteagudo, al margen de aumentar la zona de actuación para recuperar el monumento, será útil para llevar a cabo tareas de restauración y consolidación en el entorno de la fortaleza.