Presentación del libro ‘El Cáliz’ , en su 50 aniversario

0

Este miércoles se presentó el libro “El Cáliz” que edita cada año la agrupación marraja del Santo Cáliz y que este año celebra su 50 aniversario.

La iglesia de Santo Domingo fue el lugar donde se realizó su presentación, contó con la presencia de Noelia Arroyo, Alcaldesa de Cartagena, la cual hizo un recorrido por la historia, vivencias y sentimientos cofrades de su autora, Paula del Mar Cervantes, a la que mostro en todo momento un especial cariño en sus palabras, cercanía, y gran reconocimiento a su labor desde hace años.

Comenzó la alcaldesa recordando sus orígenes californios, abuelos, tíos, madre, la primera túnica que vistió con tan solo 1 año era roja, pero en cuanto supo hablar decía que a ella le gustaba la morada, no consintió en volverse a poner otra que no fuera marraja. Su madre, sastresa de Federico Vilar se empeñaba en hacerle túnicas coloradas y fue su abuela la que, para darle gusto le compraba las telas para hacerle las moradas.

Arroyo continuaba diciendo que desde bien pequeña, sus padres la metían en las procesiones marrajas de nazarena y, la iban “persiguiendo” por todo el recorrido, por supuesto cargados de bolsas de caramelos para ir rellenándole la bolsa, hacían falta más de una y más de dos, hasta hubo un año que al acabar la rampa de salida de Santa María ya no le quedaban.

 

Es así, saliendo en las procesiones marrajas donde comenzó la ilusión por poder salir de capirote, la primera agrupación en la que la apuntaron fue en el San Juan, sus padres fueron a Vilar a la calle Mayor y la metieron en la lista, evidentemente, la espera era eterna, jamás pudo salir.

 

Seguía contando la alcaldesa que intentó de todas las maneras hacerse hueco en alguna agrupación que pudiera darle la oportunidad de salir en un tercio, conocía penitentes en el Sepulcro y allí se metía de nazarena con el escudo bordado como era entonces para ver si era quien le pudiera dar algún día un traje de penitente, tampoco hubo suerte.

 

Lo intento también con La Piedad, muchos años estuvo apuntada, yendo a las reuniones, en una lista de espera que parecía que nunca corría. Mientras, llego hasta ensayar en la Veracruz, pero tampoco llego a estar más que de suplente sin poder coger traje.

 

Un día, en una salida con unos amigos, salió como tema de conversación las ganas de poder salir en un tercio de la cofradía marraja, porque era cierto que había tenido oportunidad de salir en algunas californias, pero ella se negaba, no le gustaban, sentía algo especial por aquellas procesiones serias y de color morado. Su amiga le comento que su cuñado, precisamente pertenecía a la Agrupación del Santo Cáliz y que hablaría con él a ver si podría darle un traje para salir, es así como conoció a Luis Gutiérrez, actual presidente de esta Agrupación, que le dio la oportunidad de vestir un traje de capirote viendo cumplir su sueño, también ganó una bonita amistad que con los años ha ido acrecentándose, conoció buenos amigos también dentro de la Agrupación a los que ella define como familia, con los que sigue unida más de 20 años después.

 

Ha desfilado como penitente del tercio, ha sido vara de tercio durante varios años hasta que ya, por motivos de salud, hace unos 4 años que no desfila pero sigue estando en activo, perteneciendo a su directiva desde hace ya bastante años, fue guardalmacén de esta Agrupación, vocal de protocolo y en estos últimos años es la responsable de las ediciones de la revista El Cáliz que edita la agrupación.

 

Fuera de esta Agrupación, fue Madrina del tercio de la Virgen Dolorosa en el año 2005, Procesionista de Honor 2019, ha sido coordinadora de la revista El Estandarte de Cope, Colaboradora del programa del mismo nombre junto a Kini Ferrando, ha retransmitido procesiones en POPULAR TV, pertenece al Coro NP Jesús Nazareno, presenta desde hace ya varios años el Acto Institucional del Procesionista del Año en el Palacio Consistorial, y colabora en todo para lo que la Cofradía o su Agrupación la requiere.

Al termino de su intervención la alcaldesa fue obsequiada con un detalle de la agrupación.

 

Destacar el concierto de guitarra a cargo de Obdulio Valdés que entre otros interpretó la marcha de San Juan.

 

Resumen del contenido del libro:

Como cualquier publicación da comienzo con su editorial, llena de sentimiento hacia la Agrupación, de la que la autora se siente orgullosa, y así lo deja ver. 

Comenzando con una breve historia desde la fundación del Santo Cáliz en 1972, se pueden ver documentos rescatados del archivo de la Cofradía como son el primer acta de fundación de la Agrupación y el boceto del hachote con el que procesionan en la actualidad. 

Toda la publicación va acompañada de imágenes, tanto de los primeros años de procesión como de actuales, pudiéndose comprobar los cambios que esta agrupación ha ido teniendo hasta llegar al día de hoy. 

Un artículo del Capellán de la Cofradía marraja anima a esta agrupación a continuar siendo modelo de unión y fraternidad y el Hermano Mayor los felicita por su aniversario recalcando el valor humano que prodigan, anima a su vez a la cantera de jóvenes a que participen más en las cofradías. Su presidente, Luis Gutiérrez hace un recorrido por su historia personal cofrade en esta agrupación. 

El contenido del libro en general es una recopilación de todas las revistas que se han editado de esta Agrupación, se pueden contemplar una a una todas las portadas con un resumen de todos los artículos que en cada una de ellas se han escrito, incorporándose también de cada publicación algunos artículos variados en los que predomina siempre tanto la historia como los valores y sentimientos humanos. 

No faltan también páginas anecdóticas que se han titulado ‘momentos, pilladas’, donde se puede ver la parte simpática de fotos tomadas ‘in fraganti’.

Igualmente, hay letras dedicadas a las personas que ya no están entre nosotros y han tenido vinculación con la agrupación, se enumeran las personas que han recibido nombramientos, madrinas, penitentes del año, hermanos de honor, presentadores de revistas, colaboradores, anunciantes y un largo listado de todos los penitentes que han ido desfilando a lo largo de los años. 

Destacar la contraportada de este libro con una ilustración del pintor cartagenero D. Ramón Alonso Luzzy.