El PP solicita iniciar una campaña para proteger a la población, en su mayoría mujeres, del peligro de la sumisión química utilizada por abusadores y violadores

0

El Grupo Parlamentario Popular ha presentado una moción en la Asamblea Regional en la que solicita al Consejo de Gobierno iniciar en colaboración con la Federación de Municipios de la Región de Murcia y las empresas de hostelería de ocio nocturno, una campaña de prevención contra la llamada ‘pandemia de los pinchazos’ para poder prevenir y salvaguardar a la población, en su mayoría mujeres, del peligro de la sumisión química utilizada por abusadores y violadores.

La diputada regional del Partido Popular y una de las impulsoras de esta iniciativa, Mª Carmen Ruiz Jódar, ha denunciado que la industria del ocio nocturno lleva, desde hace décadas, lidiando contra el peligro de las drogas.

En la actualidad, la lucha de nuestra hostelería se centra contra la llamada ‘pandemia de los pinchazos’, que consiste en que “los delincuentes se aprovechan de otras personas echando sustancias en las bebidas o utilizando medios como las jeringuillas para inoculárselos directamente y así producir un estado profundo de somnolencia del que poder aprovecharse”, ha destacado la ‘popular’.

En esa línea, Ruiz Jódar ha destacado que “el ocio nocturno es el principal escenario de esta forma de obrar, pero también se han dado casos en citas con gente que se han conocido a través de las redes sociales”.

“Estas sustancias puede provocar pérdida del equilibrio, problemas visuales, náuseas y vómitos, confusión y pérdida del conocimiento, siendo la mayoría de las víctimas mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 26 años”, ha lamentado.

Por ello, y ante esta grave situación, “se hacen necesarias iniciativas para combatir estas prácticas de sumisión química donde las distintas administraciones y las asociaciones de hostelería colaboren para prevenir estos actos delictivos”, y así proteger a las víctimas que las sufren”.

“Son necesarias campañas de información para la prevención porque nuestra intención es acabar con los casos de abusos sexuales, ha asegurado Ruiz Jódar, a lo que ha añadido que además “esto debe ir acompañado de otras medidas suplementarias como, por ejemplo, el suministro de tapas para los vasos con el fin de evitar que alguien vierta en ellos burundanga o cualquier otra droga de sumisión”.