PP Lorca cree que las medidas propuestas por el alcalde son un refrito de lo que ya se ha hecho en otros municipios

0

La concejal de Sanidad y Asuntos Sociales en el ayuntamiento de Lorca por el Partido Popular, Mayte Martínez, ha propuesto como principales medidas en el municipio para hacer frente a la crisis sanitaria derivada de la pandemia por Covid-19:

1)      Multiplicar las tareas de desinfección con la incorporación de un operativo específico que complemente el de Limusa.

2)      Pago inmediato de las ayudas de 2.000 euros impulsadas por Fulgencio Gil que el alcalde del PSOE adeuda y está reteniendo a comerciantes, hosteleros y autónomos.

3)      Establecimiento de controles policiales para garantizar el cumplimiento de las medidas sanitarias. Si no hay quien vigile el cumplimiento de las normas, no van a funcionar.

Las medidas que ha propuesto el alcalde de los socialistas son un refrito de lo que ya se ha hecho en otros municipios. No aportan nada. Ni una sola ayuda a los sectores productivos ni a las familias que lo están pasando mal, un cero a la izquierda, como la gestión que está haciendo en el Consistorio Municipal. Lo que tenía que haber hecho es exigirle a Pedro Sánchez que deje de perder el tiempo y autorice a las comunidades autónomas el confinamiento domiciliario.

Ni una sola petición al gobierno de su ídolo Pedro Sánchez. Después de tanta manipulación y mentira durante 2020, de no tener una estrategia común para hacer frente a esta crisis en toda España, de inventarse comités de expertos y de mil mentiras más, el Sr. Mateos se queda mudo ante su jefe. No se le ocurre pedirle a Pedro Sánchez que autorice ya el confinamiento domiciliario que ayer denegó a la Región de Murcia, ni se le ocurre pedirle tampoco un Plan Nacional de Rescate al sector hostelero como se está haciendo en toda Europa. No se le ocurre exigir un refuerzo de policía nacional y guardia civil a su delegado del gobierno para vigilar el cumplimiento de las medidas de seguridad. Siempre está igual, y ya cansa. Se limita a propagar las mentiras y el discurso de Pedro Sánchez, pero no hace nada.

            Los vecinos de nuestro municipio nos están trasladando su incredulidad ante el hecho de que precisamente ahora que estamos peor que durante el confinamiento del pasado año, las tareas de desinfección brillan por su ausencia. Somos conscientes de que los trabajadores de Limusa están haciendo todo lo que pueden, pero consideramos necesario que la desinfección de espacios públicos se multiplique, puesto que el número de personas enfermas de Covid-19 es en estos momentos mucho más elevado que durante aquellos meses. Hemos de tener en cuenta, además, que durante este tiempo los lorquinos estábamos bajo un estricto confinamiento, y no había gente por la calle, pero ahora, pese a que estanos peor, el tránsito de personas es prácticamente el habitual, tanto en el casco urbano como en las pedanías.

Es por ello que proponemos que se establezca un operativo especial para la desinfección de espacios públicos, que incluya las intervenciones que se realizan por parte de los empleados de Limusa como un refuerzo extraordinario a través de empresas especializadas, que permita que los lorquinos tengamos nuestras desinfectadas con la periodicidad que merecen.

Desde el PP nos vemos obligados a denunciar públicamente que estas tareas de desinfección no cuentan con la atención que deberían por parte del actual alcalde, a quien ya le expusimos lo que estaba ocurriendo en el mes de junio del pasado año. En lugar de tomar cartas en el asunto y abordar este problema con la seriedad que tiene, ha dejado pasar el tiempo sin hacer nada. Nos preocupa de forma especial lo que está pasando con las tareas de desinfección en los parques infantiles. De hecho, el Sr. Mateos acumula ya medio año escondiendo los partes de trabajo que acrediten que esas tareas de desinfección en los parques y zonas infantiles se han ejecutado tal y como está obligado a hacer en cumplimiento de la legalidad vigente.

Los lorquinos también nos han transmitido su incredulidad ante la ausencia de controles policiales que vigilen el estricto cumplimiento de las medidas establecidas. Si el Sr. Mateos es incapaz de ofrecer un dispositivo que supervise que la gente está respetando las normas, de nada sirve tanto esfuerzo por parte de quienes sí cumplimos. ¿Quién se está encargando de vigilar el confinamiento perimetral de nuestro término municipal? Porque ya es de sobra conocido que el alcalde del PSOE ha dejado sin presencia policial a las pedanías.

Nosotros proponemos que el Sr. Mateos se centre en lo importante, y en vez de entrometerse en competencias sanitarias que le son totalmente ajenas, cumpla con sus obligaciones, y la primera de ellas tenía que haber sido la de reunirse con el delegado del gobierno, que es de su mismo partido político, y reclamarle un refuerzo del número de efectivos de Guardia Civil y Policía Nacional, que permita el establecimiento de los controles de seguridad que nuestro amplio término municipal, el segundo más de España, necesita.

            El Ayuntamiento, además, debería haber pagado ya las ayudas de 2.000 euros a comerciantes, hosteleros y autónomos impulsadas por Fulgencio Gil, y que el Pleno del Consistorio mandó al actual alcalde que abonara el pasado mes de septiembre. El Sr. Mateos tiene el mandato institucional del Pleno del Ayuntamiento y no puede obviar su responsabilidad y dejar a estos profesionales lorquinos sin la ayuda económica que tenía que haberles entregado hace ya cuatro meses, y que ahora, debido al agravamiento de la pandemia y las restricciones establecidas por los expertos sanitarios, resulta especialmente necesaria.

            La entrega de esta ayuda es el punto de partida del Plan Municipalista que Fulgencio Gil ha ofrecido a los partidos políticos para cerrar el paréntesis que está sufriendo el ayuntamiento por culpa de la desastrosa gestión del actual alcalde. Cuanto más tiempo tardemos en superar este paréntesis, peores serán sus consecuencias, y cuanto antes lo cerremos, mejor para todos.

            Mayte Martínez ha afirmado que es una indecencia que el alcalde del PSOE se gaste 800.000 euros en coches, 500.000 en rescatar Limusa tras arruinarla y hasta 5 millones en poco más de un año, mientras les debe a los comerciantes, hosteleros y autónomos las ayudas directas de 2.000 euros a cada uno.