Desde la coalición de Podemos, IU y Equo critican que el Gobierno Local se empeñe en “privatizar la gestión de un edificio” que ha sido “financiando íntegramente por el pueblo de Cartagena” pese a que este todavía no ha podido disfrutar de las instalaciones que pagado con sobrecostes incluidos

Apoyan la celebración de convenios con clubes, entidades y federaciones deportivas pero advierten que dichos acuerdos no pueden servir para que se excluya del disfrute de las infraestructuras deportivas a la ciudadanía de Cartagena, que es quien ha sufragado íntegramente los costes de estas obras públicas municipales.

 

Piden al Ejecutivo que, en el marco de la lucha contra el cambio climático, las medidas anticontaminación y la eficiencia energética “que se anuncian diariamente a bombo y platillo”, valore la “reconversión y adaptación del edificio para que la climatización de la piscina del Palacio de Deportes no se realice en base a la quema de combustibles fósiles”.

Unidas Podemos IU Equo ha pedido al Gobierno Local que abandone su plan de “privatizar íntegramente” la gestión del Palacio de Deportes, tanto de la piscina municipal como de los gimnasios: “El pueblo de Cartagena todavía no ha terminado de pagar los muchos millones que ha costado el edificio (con sobrecostes incluidos y chapuzas varias), y pese a ello a la ciudadanía ya se le ha vetado el acceso a unas instalaciones que han sido sufragadas íntegramente con dinero público”, ha declarado Pilar Marcos, portavoz del grupo municipal, tras conocerse, por el periódico La Verdad, el plan de gestión que se está ideando en torno al uso del edificio.

Marcos ha continuado explicando que desde su grupo rechazan el modelo de gestión que construye infraestructuras carísimas con fondos públicos para que luego las ganancias las tengan las empresas privadas”. En este sentido la edil ha puesto como ejemplo la piscina del Pabellón municipal de Deportes Wssel de Guimbarda o el Auditorio y Palacio de Congresos El Batel, cuyas explotaciones están en manos de empresas privadas.

Asimismo, y sobre el plan de la Concejalía para la piscina del Palacio de Deportes y los gimnasios, desde la coalición han destacado que “estamos de acuerdo en que los clubes, entidades y federaciones deportivas hagan uso puntual de las instalaciones públicas mediante convenios, pero dichos convenios no pueden servir para que el conjunto de la ciudadanía de Cartagena quede excluida del disfrute y no pueda usar unas infraestructuras que han sido pagadas con dinero público”.

Marcos ha subrayado que en esta nueva ocurrencia de la Concejalía “hay toda una forma de administrar lo público, cargada de ideología neoliberal” y que “piensa menos la gente que en los negocios privados”: “ha tardado poco el Partido Popular en volver a sus andanzas privatizadoras. Todo lo que tocan pretenden convertirlo en oro, pero en oro para sus amigos, no para el pueblo cartagenero. No debemos olvidar que al PP le debemos los sobrecostes de las obras del Palacio de Deportes así como las chapuzas varias que a día de hoy siguen sin arreglarse y que son las que han impedido en tiempo y forma la apertura de las instalaciones”.

Desde la coalición han finalizado adelantando que pedirán al Gobierno que estudie la adaptación de las instalaciones de la piscina municipal, de modo que la climatización de esta no se realice en base a la quema de combustibles fósiles, como está previsto actualmente: “Nos parece descabellado e incoherente que un Gobierno que todos los días habla de medidas contra el cambio climático, de eficiencia energética y de sostenibilidad, no valore alternativas menos contaminantes para climatizar la piscina del Palacio de Deportes, y siga pensando que la mejor forma de hacerlo es quemar 300.000 euros en gasóleo en el centro de nuestra ciudad