La Confederación Comarcal de Organizaciones Empresariales de Cartagena (COEC) celebró hoy su Asamblea General Ordinaria, un acto que es el más importante para las empresas de la Comarca y que sirve para poner de relieve la unidad del colectivo, como pilar fundamental para el desarrollo económico de la zona.

El presidente de COEC, Pedro Pablo Hernández, inició su intervención felicitando a las organizaciones y colectivos empresariales que están de aniversario, como a COEC Fuente Álamo por su 25 aniversario, a AJE de la Comarca de Cartagena por sus 20 años, y a Croem por sus 40 años, a cuyo presidente, José María Albarracín, deseó mucho éxitos tras su reciente reelección.

Igualmente, se congratuló de los nombramientos de Alfonso Hernández como presidente de Fremm, y de Miguel Martínez Bernal por revalidar su puesto al frente de la Cámara de Comercio de Cartagena.

Asimismo, se refirió a los principales asuntos que afectan a la Comarca, deteniéndose especialmente en las infraestructuras pendientes, tildando de “decepcionante” el ritmo de ejecución de las mismas, y especialmente del AVE a Cartagena y la Zona de Actividades Logísticas (ZAL).

En este sentido, aseguró que “este ritmo es inasumible para la economía y el tejido productivo de esta región y esta comarca”. “Estos retrasos son inaceptables y urgimos a acelerar todas y cada una de las infraestructuras pendientes”, añadió.

Respecto a la alta velocidad, Hernández se mostró convencido de que el consenso es “la mejor manera de trabajar por la pronta llegada del AVE”, reiterando que la cuestión del plazo es una “prioridad” para los empresarios.

Por ello, estimó positivo el nombramiento de Pedro Saura como nuevo secretario de Estado de Infraestructuras, a quien COEC ya ha solicitado una reunión, y a quien alentó a que “traiga el AVE a Cartagena, por donde se estime mejor y a donde se considere más oportuno, pero que lo traiga ya, con urgencia, en el menor plazo posible, porque no podemos asumir el alto coste de oportunidad, el freno al crecimiento económico de la comarca y a la generación de empleo que ello supone”.

Respecto a la ZAL, Hernández señaló que será “misión imposible” que sea una realidad en este año, como tampoco  lo será el traslado del depósito franco y la ciudad del transporte, “que es lo más urgente y más asequible en el corto plazo”.

Igualmente, el presidente de COEC apuntó que “no es aceptable” el retraso administrativo que está sufriendo el puerto de El Gorguel y, en lo que respecta al Corredor Mediterráneo, recalcó que “es necesario e irrenunciable su conexión, que se disponga un trazado con doble plataforma para evitar cuellos de botella en el medio plazo y, por supuesto, contemplar la conexión con la ZAL de Cartagena”.

No obstante, Hernández se mostró esperanzado con la próxima apertura del aeropuerto regional para enero del próximo año. “Será la primera infraestructura que con gran alegría tacharé de mi discurso para el año que viene”, anunció Hernández, quien desde que en 2011 asumiera la presidencia de COEC, y al igual que sus antecesores, sigue con idénticas reivindicaciones año tras año.

PGOU Y RETOS DE FUTURO

 

El presidente de COEC también se detuvo durante su intervención en otros asuntos de vital importancia para la Comarca, como el turismo, el agua, el Mar Menor, y el Plan General de Ordenación Urbana de Cartagena, sobre el que dijo que “no caben más retrasos”, pues “los perjuicios directos a empresarios y la desconfianza que genera esta situación a la inversión lastran el crecimiento económico de la ciudad”. No obstante, agradeció a Comunidad Autónoma y Ayuntamiento su “disposición” para abordar este asunto.

“Mientras nosotros estamos intentando entrar en las infraestructuras del siglo XXI para ser más competitivos, las economías están evolucionando hacia lo digital y la nueva socio-economía, la de la sostenibilidad”, subrayó Hernández, para quien dos de los principales retos de futuro para la empresa son precisamente la era digital y la economía de la sostenibilidad.

Sobre la primera, el presidente de COEC subrayó que Cartagena es un enclave “muy atractivo para atraer talento y generar start-ups”, mientras que sobre la segunda abogó por “incentivar a las empresas a adoptar prácticas sostenibles en sus procesos productivos y marcar una estrategia ambiental, como reducir la huella de carbono, la huella hídrica o aplicar bioindicadores de sostenibilidad”.

“La Región de Murcia sabe hacerlo; estos procesos no le son ajenos. Aprovechemos el momento y pongámonos a la vanguardia”, concluyó.

CERCA DE 150 ASISTENTES

Unas 150 personas acompañaron hoy a los empresarios de COEC en su asamblea general, entre ellos tres consejeros –Hacienda y Administraciones Públicas, Fernando de la Cierva; Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente, Javier Celdrán; y Transparencia, Participación y Portavoz, Noelia Arroyo—, así como la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón; y los alcaldes de Fuente Álamo y San Javier, Antonio Jesús García Conesa y José Miguel Luengo, respectivamente.

También asistió el presidente de Croem, José María Albarracín; el de la Autoridad Portuaria, Joaquín Segado; el presidente de la Cámara de Comercio de Cartagena, Miguel Martínez; el rector de la Universidad Politécnica de Cartagena, Alejandro Díaz; y los secretarios comarcales de UGT y CC.OO.

Por parte de la Asamblea Regional estuvieron presentes diputados del Grupo Parlamentario Popular; además de la vicesecretaria general del PSOE-Región de Murcia, Gloria Alarcón; y varios concejales del Ayuntamiento de la ciudad.