`El Nuevo Viajero, el informe de Naciones Unidas´, Diego de Haro completa la trilogía de “El Nuevo Viajero”

0

 

Último Capitulo de la Trilogía  “El Nuevo Viajero”

 

 

 

En este último artículo pretendo hacer un resumen de lo expuesto en el informe de Naciones Unidas “La Covid 19 y la transformación del turismo” sobre el futuro del sector publicado hace unos meses, aunque perfectamente vigente hoy, y que espero que les lleve a la reflexión;  ya que no dejará a nadie indemne. Como verán tiene  que ver con mis dos artículos anteriores en los que desde un punto de vista claramente diferente a este que les traigo, aportaba formas y experiencias en la que tratar la relación con “El Nuevo Viajero” y que pueden leer en este mismo medio.

 

“El sector turístico tiene una elevada huella climática y ecológica, dado que requiere un elevado consumo de energía y combustible y ejerce presión sobre los sistemas terrestres. El crecimiento del turismo en los últimos años ha puesto en peligro la consecución de las metas del Acuerdo de París. Se estima que las emisiones de gases de efecto invernadero del transporte relacionado con el turismo constituyen el 5 % de las emisiones antropogénicas y podrían repuntar de forma considerable si la recuperación del sector no se ajusta a los objetivos climáticos.

 

Como podrán observar el turismo tendrá limitaciones en el transporte que hacen imposible la reactivación de la actividad tal y como se entendía hasta ahora. Se recomienda viajar poco y si usted lo hace, que su destino este cerca.

 

El turismo debería transformarse en un sector resiliente, eficiente en el uso de los recursos y neutros en carbono, aprovechando las iniciativas existentes, entre otras cosas, ajustándose al Programa de Turismo Sostenible y promover el turismo interno y regional, cuando sea posible”

”Esta crisis es también una oportunidad sin precedentes de transformar la relación del turismo con la naturaleza, el clima y la economía. Es hora de volver a plantear la manera en que el sector afecta a nuestros recursos naturales y ecosistemas, partiendo de la labor que ya se ha hecho en materia de turismo sostenible”

 

Conviene, por lo que sugiere el informe,  observar  la crisis como oportunidad para el cambio, y hacer en consecuencia todos los informes necesarios para concluir que el turismo  masivo contamina como, por otra parte, lo hace cualquier actividad humana.

 

Solo mediante la acción colectiva y la cooperación internacional podremos transformar el turismo y promover su contribución a la Agenda 2030 y hacer que se convierta en un sector inclusivo y neutro en carbono que aproveche la innovación y la digitalización”

 

Convendrán conmigo en que este informe de Naciones Unidas tiene buenos propósitos y las cuestiones que plantea son interesantes a la par que positivas, y creo que a la mayoría nos gustaría usar con tanta soltura las palabras resiliente, inclusivo, circular, huella de carbono, neutro, como los que ya han adoptado la Agenda 20-30 como la base filosófica del nuevo mundo.

 

También he de decir que por mas que he buscado no he encontrado respuestas a lo que considero mas importante después de leer las conclusiones; y que viniendo de quien viene me temo que nos guste o no, tendremos que cumplir.

 

No se aportan soluciones para el turismo masivo de Sol y Playa que en la Región de Murcia afecta principalmente a La Manga, ni  para los edificios que antes de esta crisis fueron grandes hoteles y que hoy pueblan toda la costa, aunque algunas ideas se me ocurren… Esta nueva normalidad nos aboca al sector del turismo a una reconversión industrial, donde hoy sobra una buena parte de la capacidad de producción instalada, sobre todo en las zonas de costa.

 

Tampoco se plantean salidas eficaces a los trabajadores que tendrán que perder en esta reconversión su puesto de trabajo y cambiarlo por uno mas resiliente, inclusivo, sostenible, y circular.

 

El  miedo a lo desconocido siempre ha sido un freno a la inversión y a la creación de riqueza, en este caso todo está claro, no hay mácula en esta nueva forma de entender al “nuevo viajero”  debemos, en consecuencia, asumir lo que se ha impuesto y rezar (el que así lo desee) para que la solución de este nuevo amanecer que nos deja la agenda 20-30 sea lo mejor para la mayoría, para el futuro de la Región y para  la gente que hasta ahora ha vivido del turismo y de su costa.

Diego de Haro

`El nuevo viajero´, la opinión de Diego de Haro sigue en este 2.021

‘EL NUEVO VIAJERO  II ‘, nuevo artículo de Diego de Haro