Nueva sesión de la FICCmoteca con la película francesa “Retrato de una mujer en llamas”

0

La proyección será este viernes 14 de febrero a las 20:00 horas en el Luzzy

Continúa este viernes 14 de febrero, a las 20:00 horas, la programación de la FICCmoteca, en el Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy, y lo hace con el film “Retrato de una mujer en llamas” de la directora francesa Céline Sciamma. Película que ha recibido multitud de premios y reconocimientos tanto de festivales como de instituciones cinematográficas.

En el último Festival de Cine de Cannes recibió el premio al Mejor Guión si bien para algunos críticos mereció la Palma de Oro. Igualmente ha sido premiada en los Festivales de Chicago, Denver, Hamburgo, Noruega entre otros, y, por parte española, ha estado nominada a los Goyas para el premio como Mejor Película Europea.

La directora Céline Sciamma nació en Pontoise (Francia) en 1978, licenciada en literatura francesa, se formó como directora y guionista de cine en la escuela La Femis una de las instituciones más prestigiosas del mundo audiovisual galo.

Tras una trilogía inicial dedicada a la infancia y adolescencia que la llamó del autodescubrimiento, en esta su cuarta película “Retrato de una mujer en llamas” traslada al espectador al paisaje de la Bretaña francesa en 1770.

Marianne (Noémie Merlant), pintora, recibe un encargo que consiste en realizar el retrato matrimonial de Héloïse (Adèle Haenel), una joven que acaba de dejar el convento y que tiene serias dudas respecto a su próxima boda. Marianne tiene que retratarla sin su conocimiento, por lo que se dedica a investigarla a diario y se inicia así el surgimiento del amor entre esa joven aristócrata deprimida y la pintora y nos lo presenta de una forma tan personal que cautiva y conmueve.

En sus declaraciones a los medios sobre esta película ha dicho: “Intentaba contar un tipo de historia nunca contada. No hay suficientes artistas femeninas que hayan creado obras que reflejen la experiencia femenina compartida”.

“Necesitamos repensar a la mujer como sujeto en lugar de verla como un objeto. Ese es el cine que yo quiero hacer, cine que no existía y hacía falta, películas que hagan vivir sentimientos nunca antes experimentados frente a la pantalla” y “Un diálogo amoroso es un diálogo intelectual y ese es uno de los grandes placeres de las historias de amor, en el cine y en la vida”.

Película Intimista, delicada que reúne belleza y arte; con una sobria dirección artística y preciosista en el mejor sentido de la palabra, plantea al espectador una apasionada reflexión sobre el papel de la mujer. Un filme que como dice su directora: “Trata de una relación en la que no hay dominación ni de género ni intelectual ni de edad”.

Los medios especializados destacan el trabajo de las dos actrices protagonistas. Tanto Noémie Merlant como Adéle Haenel establecen un emocionante juego de miradas incendiadas entre ambas; diálogos explícitos y palabras no dichas que arman y desarman al espectador. Ya no hay una artista y una modelo inmóvil, ahora hay dos mujeres que se observan una a la otra, y en esa observación, se encuentran y se reconocen.