María José Soler: “Dejamos trazado el camino pero se niegan a destinar un solo euro a su arreglo”

 

En el día de hoy aparece en un diario regional el deplorable estado que presenta la Estación de Autobuses de Cartagena.

 

A la general situación de abandono al que condena el Gobierno local de PP y tránsfugas al edificio, aspecto denunciado por MC en multitud de ocasiones durante los últimos años, se suman nuevas deficiencias como la existencia de goteras en la planta superior o la avería que presenta la rampa mecánica, destinada a facilitar el acceso a la terminal de los usuarios. A todo ello hay que añadirle la falta de iluminación, la existencia de zonas acotadas con vallas y un largo etcétera.

 

Años de desgobierno condenan a un edificio del que, en 2017, bajo la Alcaldía de José López (MC), se presentó una propuesta de reforma a partir de un concurso organizado por el Ayuntamiento y la UPCT. Entre otras cuestiones se planteaba el traslado de la terminal a la planta baja, su integración en el entorno y el fomento de la intermodalidad.

 

Asimismo, data de 2018 el proyecto impulsado bajo el Gobierno de MC, en el marco de la iniciativa europea SUDOE Stop CO2, para la remodelación de la estación de autobuses de Cartagena al objeto de favorecer su sostenibilidad y eficiencia energética.

 

Frente a estas iniciativas de la formación cartagenerista encontramos la inacción de Arroyo y su Gobierno que suman como nuevo mérito a su ‘hoja de servicios’ el deterioro imparable de una estación de autobuses convertida en ‘fantasma’.

 

PP y tránsfugas: tiempo perdido

 

“La estación de autobuses es un nuevo paradigma del tiempo que estamos perdiendo en Cartagena”. Así se ha expresado esta mañana la concejal de MC Cartagena, María José Soler. “Cinco años desde que dejamos proyectada su remodelación, que hubiera hecho compatible el uso para el transporte de pasajeros con habilitar un centro empresarial, social y de formación en la primera planta”.

A continuación, ha lamentado lo acontecido desde 2017. “Tiempo perdido, decadencia, aislamiento y la sensación de empequeñecernos cada día. Porque en eso ha convertido ‘La Trinca’ Cartagena; en una sucursal de Murcia donde encuentran acomodo los rebotados de allí para seguir un plan que nos arrase definitivamente”.

Responsabilidad municipal

Ha recordado, al tiempo que, “desde hace dos años la responsabilidad en la estación es totalmente municipal y ya son dos anualidades sin destinar un solo euro para su arreglo, a pesar de que MC dejó trazado el camino”.

El panorama al que se enfrenta el usuario de la instalación es desolador. “La primera imagen que recibe el visitante que accede desde la estación es un lugar incómodo, sucio, sin servicios, con goteras y con una sensación de abandono que es el reflejo del castigo del PP”.

Para finalizar, Soler ha significado que “la estación combina la tétrica estética con nula funcionalidad. Muy pocos destinos (Murcia y la costa de Alicante o Almería), aislados y sin posibilidad de ni salir ni recibir a nadie”.

“Secuestran nuestro futuro y, como el vimos el jueves, encima nos amordazan”, ha concluido la edil cartagenerista.