Óscar Urralburu, representante regional de Más País – Equo, ha explicado al secretario general del PSOE en la Región, Diego Conesa, las diez medidas que considera “deben ser prioritarias” para el nuevo gobierno progresista. Están destinadas a que en los primeros meses del ejecutivo nacional se pongan en marcha. Entre ellas, la promoción de vivienda pública, el Mar Menor y la mejora de las infraestructuras “que usa la gente corriente en su día a día como es, por ejemplo, el servicio de Cercanías”. Urralburu espera que el gobierno sea “estable, fuerte y que pueda trabajar durante una legislatura completa”.

Urralburu ha detallado que entre las propuestas que va a presentar Errejón en el Congreso se encuentra una batería de medidas “relacionadas con el transporte cotidiano de los murcianos  y murcianas. Necesitamos inversiones en las líneas existentes que lleven a la electrificación de las vías (Hellín-Cartagena y Águilas-Pulpí), la mejora los trenes, su frecuencia y la creación de nuevas rutas, como la de Murcia-Cieza-Calasparra. Aparte, en el transporte por carretera hay que terminar la A33 entre Yecla y Caudete, y con urgencia el Arco Norte y Noroeste y la ampliación del tercer carril de la A3 entre Crevillente y Alhama de Murcia”.

Asimismo, Óscar Urralburu ha resaltado que otro de los pilares fundamentales de la legislatura debe ser el de “la lucha contra el invierno demográfico en España. Es necesario un apoyo más sólido a las familias jóvenes, para que puedan mejorar sus salarios, para que puedan acceder a alquileres más accesibles, apoyando económicamente la natalidad, creando una red de escuelas infantiles en el tramo 0-3, públicas y gratuitas y mejorando la las políticas de conciliación”.

En cuanto a políticas medioambientales, María Giménez ha subrayado que desde Más País “proponemos a la Vicepresidencia de Transición ecológica el desafío de convertir a la Región de Murcia en referente ambiental gracias a la enorme riqueza natural de nuestros espacios naturales, fauna, y flora”. Para ello, ha incidido, hay que “intensificar las políticas de protección y defensa de la biodiversidad. De igual modo, mostraremos nuestro apoyo para realizar los cambios que sean necesarios para actualizar la Ley de Costas ante la amenaza del cambio climático, y de la especulación urbanística2.

En relación al Mar Menor, Giménez ha planteado que el gobierno de España “trabaje duro en lo que son sus competencias, como la anticipación y solución de los problemas de contaminación en origen, los riesgos naturales extremos y el poner en marcha la ordenación de usos. Todo ello coordinado por un órgano dependiente del Ministerio encargado de la aplicación de las líneas estratégicas para la gestión de la cuenca vertiente del Mar Menor”.