Luis Miguel Rosario ensaya con un prototipo que ha desarrollado para aprovechar la energía de canales de riego, trasvases y ríos

0

El movimiento del agua que circula por canales de riego y conducciones como las del trasvase Tajo-Segura contiene una energía desperdiciada. Bajo esta premisa, el estudiante del Máster de Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos de la UPCT Luis Miguel Rosario ha diseñado y fabricado para su trabajo final de estudios un prototipo a escala de turbina hidrocinética con la que está ensayando su potencial de generación eléctrica en el Laboratorio de Ingeniería Hidráulica.

 

“En función del caudal de agua y de su velocidad se podrían conseguir de 1 a 5 kilovatios de potencia”, proyecta el estudiante de la Politécnica de Cartagena, añadiendo que la turbina se podría diseñar adaptada al tamaño y calado del canal en el que se fuera a instalar y que incluso se podría mover de un canal a otro en función de la disponibilidad de caudales de agua. “El objetivo es aprovechar una energía que se está desperdiciando”, remarca.

 

La turbina que ha diseñado y modelado teóricamente el estudiante, y que posteriormente ha impreso en 3D mediante fabricación aditiva es de flujo axial, con eje paralelo a la corriente de agua, una tecnología novedosa que permite producir energía en cauces, canales abiertos o corrientes marinas.

 

Este Trabajo Fin de Máster está siendo dirigido por Antonio Vigueras, director de la Escuela de Caminos y Minas de la UPCT, y los ensayos se están realizando en el canal hidrodinámico de más de doce metros de longitud con que cuenta el Laboratorio de Ingeniería Hidráulica.

 

“El equipamiento para investigar en estos temas que tiene la UPCT es de los mejores de España, por eso decidí venir aquí a hacer el máster en Ingeniería de Caminos”, señala Rosario, becado por el Ministerio de Educación de República Dominicana. “Podía haber optado por otras politécnicas, pero tenía muy buenas referencias de otros compatriotas que ya habían hecho el máster en Cartagena”, añade, recomendando el destino a otros dominicanos. “La ciudad lo tiene todo, puerto, playas cercanas, historia, museos y comodidad”, explica.