Los Puntos de Encuentro Familiar de Violencia de Género atendieron 234 personas en 2020

0

 

23 familias nuevas utilizaron este servicio en la Región el año pasado

 

 

Los Puntos de Encuentro Familiar de Violencia de Género de la Región, uno de los recursos fundamentales para la atención a las víctimas con los que cuenta la Comunidad, atendieron el año pasado un total de 234 personas, 23 familias nuevas.

 

La Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, a través de la Dirección General de Mujer y Diversidad de Género, invirtió un total de 60.000 euros el año pasado en este tipo de recurso para proporcionar espacios seguros y neutrales de acogida para el derecho de visita de menores por parte del progenitor no custodio.

 

Estos datos fueron proporcionados por la vicepresidenta y consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, Isabel Franco, en su visita al Punto de Encuentro Familiar de Caravaca de la Cruz, junto el alcalde, José Francisco García. Este recurso de Caravaca de la Cruz se puso en marcha en febrero del año pasado y ha atendido a 3 familias y realizado casi un centenar de intervenciones.

 

Según la consejera, “los niños y las familias que sufren casos de violencia de género necesitan entornos protegidos para disminuir el miedo y el conflicto que existe cuando se producen estos casos”. Señaló que “es de “vital” importancia cuidar y atender a los menores a través de profesionales porque “estos niños se convierten en víctimas de violencia de género sin quererlo, presentando dificultades sociales, académicas y psicológicas”.

 

            Actualmente, la Región cuenta con cinco puntos de encuentro en Murcia, Lorca, San Javier, Caravaca de la Cruz y Cieza. Con la puesta en marcha en 2020 de estos dos últimos, se amplía este espacio de encuentro que garantiza el derecho de los menores a seguir manteniendo el vínculo con el progenitor que no tiene la custodia, y vela también por su seguridad y la de las madres cuando existe una orden de alejamiento.

           

            La organización de este servicio es llevada a cabo por profesionales de la Asociación para la Mediación de la Región de Murcia, trabajadores sociales, abogados, educadores y psicólogos especializados en la atención e intervención en casos de violencia de género. Ellos son los encargados de entrevistar a las familias; gestionar los casos de ‘entregas y recogidas’, cuando los progenitores se llevan a sus hijos/as a pasar unas horas o días con ellos; o lo que llaman ‘visitas tuteladas’ en las que todos deben permanecer en el centro para apoyo y control de los profesionales. 

 

            A diferencia de otros recursos que ofrece la Consejería, como las casas de acogida o el centro de emergencia, estos centros son conocidos, pero permiten mantener la privacidad y anonimato de las casas y centros, así como la seguridad de las víctimas y los menores.

Asimismo, para un mejor funcionamiento, estos centros necesitan de la coordinación de los Cavi y Paes. Estos recursos atendieron  casi 22.000 mujeres víctimas de violencia de género en 2020 y realizaron un total de 50.837 intervenciones, la mayoría por vía telefónica y para la atención psicológica.