Los Escape Rooms se convierten en una interesante alternativa al ocio actual

0

 

Vivimos una era en la que el ocio electrónico está tomando casi por completo el control de nuestras vidas durante los periodos de recreo. Al margen de las infinitas posibilidades que nos ofrecen las cada día más numerosas plataformas de televisión o streaming, nuestros dispositivos móviles con sus incontables apps ocupan una gran parte de nuestra atención durante todo el día.

Mientras tanto, ya son pocos hogares los que carecen de un ordenador conectado a Internet que ofrece a sus usuarios un amplísimo abanico de posibilidades de ocio. Influencers y gamers germinan como las semillas en primavera dentro de una Red que ante nosotros abre un mundo inagotable de entretenimiento.

De un lado, tenemos el juego online que reúne a millones de usuarios en todo el mundo a través de sus casas de apuestas o casinos y en el que ya entra en escena un aliciente económico, pero que a su vez habilita secciones como las que invitan a jugar al póker online gratis o a cualquiera de los demás juegos que engloba su oferta para no prescindir de ese público que se ciñe solamente a la mera diversión. De otro, nos encontramos con el universo infinito de los videojuegos que ya no se puede considerar moda, sino un fenómeno social que parece que nos va a acompañar por mucho tiempo.

Los Escape Rooms

Pues bien, frente a todo esto es esperanzador saber que aún tenemos a nuestro alcance otros formatos de entretenimiento en los que ejercitar nuestro intelecto y en los se puede interactuar en vivo y no necesariamente a través de una pantalla, tales como son los Escape Rooms. Un desafío como el que pudimos conocer hace poco más de un año a través de aquella actividad organizada por el Muram de Cartagena, en el que se trata de resolver determinados problemas encaminados a lograr un objetivo final que generalmente consiste en buscar una salida del lugar en que uno se encuentra.

Felizmente este tipo de actividades no solo se limitan a programas puntuales, sino que Cartagena se ha unido a esa tendencia global y cuenta con varios negocios dedicados a ofrecer a sus clientes este modo de entretenimiento. Entre ellos se cuentan algunos como Carthago Escape Room, EnigROOM, Insitu Escape Room, Ponygma escape o Mysterium Cartagena, que ofrecen diferentes formatos del juego y a distintos precios.

¿Qué es exactamente un Escape Room?

Como su propio nombre sugiere, se trata de un juego que consiste en buscar una forma de escape del lugar en el que se lleva a cabo, que principalmente puede ser una o más habitaciones. Para ello se deben encontrar pistas y resolver enigmas, puzzles o problemas de lógica, con el fin de ir avanzando en el juego y encontrar una salida antes de que se termine el tiempo del que se dispone para tal cometido.

Esta actividad está pensada para ser desarrollada por varios individuos, por lo tanto, el número de jugadores mínimo debe ser una pareja, aunque acostumbra a ser más ameno y resolutivo cuando se realiza en grupo. La cifra máxima de jugadores por grupo viene marcada en base a la capacidad de cada negocio, mientras que el tiempo para alcanzar el objetivo viene a ser de una hora, como norma general.

Algunos Escape Rooms incluyen entre sus pruebas sonidos u olores, además de textos, lo que obliga a agudizar diferentes sentidos para resolverlas y seguir adelante. Pese a que los jugadores están solos en todo momento, habitualmente la misión se realiza bajo la supervisión del director del juego, que en un momento dado puede hacer llegar algún tipo de ayuda a los mismos.

En ocasiones, al objetivo de encontrar la salida se suma una misión añadida. En el caso de las jornadas de Escape Room del Museo Regional de Arte Moderno, esta misión consistía en rescatar a la “Dama de Negro” para poder completar con éxito la empresa de encontrar la salida.

Al margen de la diversión, estas actividades de Escape Room tienen como propósito el reforzar el espíritu de trabajo en equipo, así como potenciar la capacidad de resolución de los individuos que en ellas participan. La agilidad mental y unas buenas dotes de estratega son el complemento ideal para afrontar el reto con todas las garantías de éxito.