“Las gafas del amor de Dios”, una invitación para que los niños vean esta situación “con los ojos de Dios”

0

Son muchos los sacerdotes que, en estos días, a través del uso de las nuevas tecnologías, están haciendo llegar a los feligreses todo tipo de reflexiones, celebraciones y palabras de ánimo. Para el párroco de Nuestra Señora del Rosario de Torre Pacheco y vicario de la zona pastoral del Campo de Cartagena-Mar Menor, David Martínez, este es “un modo extraordinario para hacer que las personas vivan estos momentos con más serenidad y paz”, por eso intentan usar la imaginación y utilizando diferentes recursos. Desde los perfiles de Facebook e Instagram de la parroquia de Torre Pacheco se retransmiten en directo todos los días la misa, el rezo del Rosario y también una vigilia de oración, así como encuentros digitales de jóvenes, “todo para seguir acompañando a la parroquia”. Otra iniciativa que han llevado a cabo ha sido pedir a los niños de catequesis que fabriquen unas gafas especiales, “las gafas del amor de Dios”, utilizando dibujos proporcionados por la parroquia, “para mirar la solución con los ojos de Dios” y que compartiesen sus fotografías en las redes sociales.

Destaca el vicario del Campo de Cartagena-Mar Menor la importancia de acompañar a las personas “en estos momentos de inmenso dolor, como los entierros, en los que no hay abrazos, ni besos, ni cercanía”; o en los hospitales, a los enfermos y personal sanitario.

Aunque se han visto interrumpidos proyectos como los de formación y empleo, en esta zona pastoral se sigue trabajando a través de los servicios generales de Cáritas en colaboración con los diferentes ayuntamientos. Es el caso de las roperías, que, a pesar de haber visto cancelado su funcionamiento habitual, “siguen proporcionando ropa a las personas sin hogar”. Los servicios de reparto y los economatos siguen abiertos, ya que ha aumentado el número de familias que necesitan el apoyo de Cáritas con alimentos. Además, en Torre Pacheco se ha abierto el Hogar del Transeúnte, con una capacidad para diez personas. También desde la diócesis de Cartagena se han puesto a disposición de las autoridades públicas algunos espacios de esta vicaría como la casa de espiritualidad Jesús Redentor de Santiago de la Ribera o la casa del Seminario en Los Urrutias.