La RFEF sobre la operación policial contra el supuesto amaño de partidos

0

 

La Real Federación Española de Fútbol mantiene abiertos todos los cauces de colaboración e información con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y reafirma su compromiso decidido contra todas los comportamientos fraudulentos que puedan darse en el ámbito deportivo. La corrupción entre particulares, el amaño de partidos o cualquier conducta indebida que atente contra la integridad en la competición deben ser denunciados, perseguidos, y condenados por los Tribunales, en el ámbito de la defensa de los derechos de las personas y las instituciones.

La operación que desarrolla el Cuerpo Nacional de Policía, continuación de la que fue explotada en febrero de este mismo año, y conocida como Operación Pizarro, se desarrolla en el ámbito del secreto del sumario decretado por el Juez de Instrucción y exige la máxima prudencia, colaboración y respeto por nuestra parte. Mantenemos abiertos todos los canales de comunicación e información con la Policía Nacional y con LaLiga, y estamos atentos a cuantos datos y conclusiones puedan derivarse de tales actuaciones.

Twitter policía Nacional

🚩21 detenidos en el marco de una operación contra el amaño de partidos de fútbol en Tercera División Masculina y Primera División Femenina. Con la colaboración de @Europol
#JuegaLimpio.

 

Así se ha referido a este caso Ana Muñoz, vicepresidenta para Asuntos de Integridad de la RFEF: “Somos conscientes del grave perjuicio que estas conductas producen entre los deportistas, la competición y los aficionados, intentando distorsionar y ensombrecer un deporte que siguen millones de personas y que se desarrolla habitualmente en términos de transparencia y fair play.

Pero cuando las conductas delictivas, si no mafiosas, interfieren en la competición debemos situarnos en un plano de absoluto rechazo, colaboración judicial y policial y dispuestos a adoptar cuantos mecanismos sean necesarios para evitar que campen por sus respetos. Estamos convenidos que la creación de un departamento de integridad, y la colaboración institucional ayudarán a que este objetivo sea posible”.

Rfef.es