La Policía Nacional detiene a siete patrones de embarcaciones tipo patera que trasportaron a casi 200 personas

0

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la Región de Murcia a siete personas, todos varones de nacionalidad argelina, siendo seis de ellos mayores de edad y uno menor de edad, como presuntos responsables de capitanear embarcaciones desde África hasta las costas murcianas repletas de inmigrantes en situación irregular.

 

Por parte de los investigadores pudieron comprobar que había toda una organización que  empleaba pequeñas embarcaciones de fibra de vidrio, con motores de escasa potencia, para recorrer las 120 millas náuticas  que separan Argelia de las costas de Cartagena, y así poder introducir ciudadanos de manera irregular.

Embarcaciones pequeñas repletas de personas y altamente peligrosas

 

 

El trayecto es altamente peligroso pues los inmigrantes viajan hacinados en embarcaciones de unos 5 metros de eslora, en ocasiones más de quince personas, no sabiendo nadar algunos casos y no contando tampoco con las más mínimas medidas de seguridad como chalecos, bengalas o radiobaliza. Del mismo modo para alimentar los motores solían disponer en la propia bañera de las embarcaciones de varios bidones de gasolina con el consiguiente riesgo por posibles deflagraciones al no tratarse de un sistema estanco.

 

Las investigaciones permitieron identificar a un total de siete personas como los responsables del manejo de varias embarcaciones

 

La Policía Nacional ha investigado todas y cada una de las embarcaciones interceptadas, así como a las personas desembarcadas, siendo de diferentes nacionalidades, desde argelinos, marroquíes, sirios y tunecinos e interceptadas en tierra, a fin de identificar y poner a disposición judicial a todos los integrantes de este tipo de organizaciones criminales.

 

Los servicios policiales encargados del control de entrada de personas al territorio nacional han conseguido detectar y detener, de entre casi 200 personas llegadas a nuestras costas, a los responsables de patronear las embarcaciones procedentes de las costas argelinas.

 

Por parte de los investigadores se procedió a la detención de los siete organizadores de los viajes y responsables de manejar las embarcaciones, siendo puestos a disposición judicial y acordándose su ingreso en prisión y en uno de los casos en centro de reforma al ser el detenido menor de edad.

 

La operación ha sido realizada por el Grupo II de la Brigada de Extranjería y Fronteras de Cartagena, dependiente de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.