La Policía Nacional detiene por décima vez al dueño de una inmobiliaria de Cartagena

0

Agentes de la Policía Nacional han procedido nuevamente a la detención del que era dueño de una inmobiliaria en Cartagena. Un varón de 47 años y nacionalidad española, como supuesto responsable de dos delitos, uno de estafa y otro de apropiación indebida. Además, se le atribuyen otros tres delitos leves por hechos de este tipo.

 

El arrestado era propietario de una agencia inmobiliaria, pero las pesquisas llevadas a cabo por el Grupo de Delitos Tecnológicos y Económicos, pudieron concluir que, presuntamente, en muchas ocasiones, no había tenido ninguna intención de llevar a cabo los actos inmobiliarios, sino de obtener un beneficio económico rápido y continuado en el tiempo.

 

Modus operandi

 

Para ello, supuestamente ofertaba a precios muy competitivos, inmuebles que ya estaban alquilados, otros que estaban publicados en páginas de Internet o incluso algunos que no eran objeto de venta ni de alquiler, y apremiaba a sus clientes para que realizasen el pago de una reserva, refiriéndoles que había muchas personas interesadas. Al parecer, también realizaba varios contratos de alquiler sobre una misma vivienda o se apropiaba de depósitos que le entregaban para el pago de impuestos y tasas.

 

Presunto autor de un delito de apropiación indebida, otro de estafa y otros tres delitos leves

 

Concretamente, en esta ocasión, los agentes han procedido a su detención como presunto autor de un delito de apropiación indebida y de otro delito de estafa. En el primero de los casos, se habría apropiado de 4400 euros que le había entregado el comprador de una vivienda como provisión de fondos para el pago del impuesto de transmisiones y del registro de la propiedad.

 

En el segundo, parece ser que habría recibido en depósito 475 euros que un cliente le habría entregado para el alquiler de una vivienda, y de otros 300, como adelanto de una reparación de fontanería –gasto que debería ser asumido por el propietario y en ningún caso se debería cobrar como adelanto al cliente-. Si bien, no se llevó a cabo el alquiler de la vivienda por diferentes excusas formuladas por el gestor, tampoco se procedió a la devolución del dinero entregado.

 

Además de lo anterior, los agentes han determinado su presunta autoría en otros tres delitos leves, en relación con otros tres contratos de alquiler.

 

Desde comienzos del año 2019 hasta la actualidad, el ahora arrestado ha sido denunciado más de 35 veces, siendo ésta la décima vez que se le detiene, no descartando la existencia de otros perjudicados.