Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de una persona, un varón de nacionalidad española de 41 años de edad, como presunto autor en la comisión de un robo con fuerza en domicilio en la pedanía de Espinardo (Murcia).

 

Todo se inició de madrugada, mientras la víctima del robo dormía, se despertó al escuchar unos ruidos, pero no le dio mayor importancia, pensando que alguno de sus gatos habría tirado algo al suelo. Poco después empezó a recibir notificaciones en su teléfono móvil sobre cargos realizados con su tarjeta bancaria, momento en el que se levanto y comprobó que en su bolso faltaba su cartera/monedero, por lo que de inmediato llamó a la Sala Operativa del 091.

 

El patrullaje activo y vigilante de los agentes descubrió al ladrón

 

Varias patrullas de Policía Nacional dieron batidas por las cercanías del domicilio asaltado, observando los agentes como un individuo al percatarse de la presencia policial realizó una maniobra esquiva e intentó esconderse en unos setos, por lo que los policías se apearon del radiopatrulla para proceder a su identificación.

 

Los policías sorprendieron a esta persona intentando deshacerse de varios teléfonos móviles y tarjetas bancarias, escondiéndolo todo en unos calcetines. Así mismo este hombre portaba casi 800 euros en efectivo, dinero del cual no pudo dar explicaciones a los agentes. Los Policías Nacionales comprobaron en ese preciso instante que en las tarjetas bancarias figuraba el nombre de la victima que había requerido a la policía por el robo sufrido en su domicilio, por lo que estos procedieron a la detención del presunto autor.

 

Finalmente la actuación policial culminó con la puesta a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, del detenido, un español de 41 años de edad, acusado de un delito de robo con fuerza y otro delito de estafa.