La Policía Nacional detiene al encargado y al capataz de una finca agrícola en Jumilla, como presuntos responsables de abusos sexuales a una de sus empleadas

0

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos hombres, uno español de 59 años y el otro de origen ecuatoriano de 56 años de edad, el primero por abusar sexualmente de una chica y el segundo por facilitarle que cometiese el abuso; así mismo ambos están acusados de delitos contra los derechos de los trabajadores y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros (favorecimiento de la inmigración ilegal) y delitos de falsedad documental/usurpación de estado civil.

 

La Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF) de la Jefatura Superior de Murcia tuvo conocimiento que, en el sector agrícola, al parecer un ciudadano nacional de Ecuador, que hace labores de encargado desde hace años, captaba como trabajadores a ciudadanos extranjeros, en su mayoría en situación irregular en España, para trabajar en fincas.

Condiciones laborales: sin contrato y sin alta en la Seguridad Social

El jefe de cuadrilla captaba trabajadores en situación irregular en España, con dificultades económicas, para así ofrecerles trabajar en tareas agrícolas, pero además en esta ocasión contactó con una joven para ofrecerle trabajo como limpiadora de la vivienda ubicada en la finca, a cambio de cobrar a 10 euros la hora, sin contrato ni alta en la Seguridad Social.

La joven fue trasladada a la finca junto con el resto de trabajadores en una furgoneta, y una vez en la finca se le indicó que en el interior de la casa le esperaba el capataz, que sería quien le explicaría en qué consistiría su trabajo.

“Aquí no hay nada que limpiar”

Cuando la joven estuvo dentro de la casa, el capataz le dijo que en la vivienda no había nada que limpiar, que ella estaba allí para mantener relaciones sexuales con él. La víctima reclamó auxilio del encargado que la había llevado a la finca, pero este le contestó que debía hacer lo que el capataz le pidiese, y que incluso recibiría dinero por ello.

Las pesquisas realizadas por la Policía Nacional consiguieron identificar, localizar y detener en un primer momento al encargado y con posterioridad al presunto autor material del abuso sexual.

La investigación policial aun continua abierta ante la sospecha de que este tipo de hechos pudieran haber sucedido a otras trabajadoras, y se salda, por el momento, con dos detenidos por presunta participación en delitos de abuso sexual, contra el derecho de los trabajadores, favorecimiento a la inmigración irregular, tráfico ilegal de mano de obra, usurpación de estado civil y falsedad.