La Policía Nacional detiene a dos menores de edad y una tercera persona como presuntos autores de un homicidio acaecido en Lorca

0

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de tres personas, todas de nacionalidad española, dos de ellos menores de edad, ambos con 15 años, y un mayor de edad de 19 años, como presuntos autores de un delito de homicidio y robo con violencia, sobre un ciudadano de nacionalidad marroquí en la ciudad de Lorca.

Cadáver hallado en un descampado

En la madrugada del doce al trece de este mes, en un descampado de la ciudad de Lorca, varios jóvenes que acudían a retirar su vehículo aparcado en las inmediaciones del mismo, localizaron el cuerpo sin vida de un varón de mediana edad. Inmediatamente procedieron a dar aviso a los servicios policiales y emergencias.

Al lugar se desplazaron funcionarios policiales y servicios sanitarios quienes constataron el fallecimiento de este varón. Los policías actuantes pudieron observar como el cadáver presentaba evidentes signos de violencia y como alrededor del mismo existía un gran charco de sangre.

Estudio de la escena del homicidio, inspecciones oculares e identificación del cuerpo

Tomadas todas las medidas de seguridad oportunas, referentes a la protección de la escena del delito, agentes de la Policía Nacional correspondientes a las Brigadas de Policía Judicial y Policía Científica de la Comisaría de Lorca, procedieron a realizar una primera inspección ocular, de forma paralela a la actuación del médico forense. Horas después, con el amanecer, Policía Científica llevó a cabo una segunda inspección ocular y junto con la posterior autopsia practicada sobre el cadáver se pudo constatar el carácter violento de la muerte.

Todo este desempeño permitió la recogida de numerosos vestigios y del arma o instrumento utilizado para cometer el homicidio. El fallecimiento se produjo como consecuencia de violentos golpes recibidos en la cabeza, al parecer, con un palo de madera de considerables dimensiones localizado en las proximidades. Este palo, poste de casi 2 metros utilizado para el sostén del arbolado público, se encontró fraccionado en dos partes.

Debido a que el cadáver no portaba documentación alguna, los primeros pasos para los investigadores consistieron en identificarlo: un varón de origen marroquí de 40 años de edad. Una persona sin apenas conocidos en la localidad lorquina, quien dormía en un cortijo abandonado de la carretera de la Pulgara.

Reconstrucción de hechos y visionado de cámaras de seguridad

La Policía Nacional dio inició a varias vías de investigación. Una de ellas contemplaba el hecho de que el cuerpo hallado se hallaba sin ningún efecto en su poder: ni documentación, ni dinero en efectivo, ni teléfono móvil y con los bolsillos de sus ropas hacia fuera. Estos indicios apuntaban a que el móvil del homicidio podía haber sido un robo con violencia.

Los investigadores llevaron a cabo numerosas pesquisas para conocer qué camino había recorrido el fallecido, con quién se había encontrado y donde se había hallado esa tarde previamente a su muerte. Contactaron con el hermano del fallecido, policía en Marruecos. El mismo indicó que la tarde previa a los hechos había hablado con su hermano por teléfono quien, en esos momentos, se había hallado en un bar de Lorca.

Se visionaron cámaras de una veintena de locales de la ciudad, hallándose el local donde la víctima estuvo hasta media hora antes del fatal desenlace. Bar situado a unos 400 metros del descampado donde fue hallado el cadáver y desde donde salió para dirigirse al lugar donde dormía. Se trazaron distintos trayectos en la búsqueda del punto donde los autores del homicidio debieron encontrarse con su víctima.

Tomas de declaración y detención de los tres implicados

La toma de declaración de diversos testigos permitió la identificación de tres personas, entre ellos la implicación de dos menores de edad, como presuntos autores del robo con violencia y posterior homicidio. Uno de los menores residente en Lorca y otro residente en Alicante. De forma paralela se conoció, que ambos menores identificados, habían vendido el móvil que portaba la víctima, en un comercio de una localidad próxima a Murcia capital.

Asimismo, la especializada labor desempeñada por los agentes de Policía Nacional pertenecientes tanto a la Brigada Local como a la Brigada Provincial de Policía Científica, permitió establecer una relación biunívoca, gracias a los vestigios recogidos, entre los presuntos autores y la escena del delito.

Todas las pruebas aportadas tanto por los investigadores de Policía Judicial como los investigadores de Policía Científica permitieron la detención de estas tres personas: los dos menores de edad fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores quien ordenó su ingreso en prisión en régimen cerrado en un centro de menores. El tercer detenido, mayor de edad, fue puesto a disposición judicial, decretándose su puesta en libertad a la espera de diversas pruebas y análisis que puedan demostrar su vinculación con los hechos.

Investigación desarrollada por agentes de la Policía Nacional pertenecientes a las Brigadas de Policía Judicial y Policía Científica de la Comisaría de Lorca, contando con la estrecha colaboración de miembros de la Brigada Provincial de Policía Científica, todos ellos pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.