La Policía Nacional desmantela una empresa fantasma creada únicamente para defraudar a la Seguridad Social

0

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas vinculadas con la creación de una empresa fantasma cuya única finalidad era la de defraudar a la Seguridad Social. Se ha tratado de un operativo de la UDEF de la Policía Nacional en Murcia y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en la Región que ha culminado con la total desarticulación de un entramado dedicado a la contratación irregular y al fraude al erario público.

 

La investigación comenzó cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de una sociedad ficticia. Se trataba de una empresa que no llevaba a cabo ningún tipo de actividad y que estaba siendo dirigida por un individuo que actuaba como testaferro del verdadero líder del entramado, quien también fue detenido en la operación.

 

La empresa fantasma ni siquiera pagaba las cotizaciones de sus falsos empleados

 

El modus operandi de la organización consistía en dar de alta a falsos trabajadores previo pago de aproximadamente 500 € para cotizar en la Seguridad Social y poder cobrar una prestación o subsidio. La empresa fantasma ni siquiera se hacía cargo del pago por sus cotizaciones al erario público.

 

Con esta información en poder de la Policía Nacional y de la Inspección de Trabajo, y en el marco del convenio de colaboración existente para la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social se llevó a cabo un operativo que culminó con cinco arrestos, entre los que se encontraba el líder de la organización criminal. Con esta operación se evitó que el fraude incrementara en los 50.000 euros que ya habían defraudado.

 

El líder del entramado ya había sido investigado por su vinculación en la creación de diferentes empresas ficticias

 

El principal implicado, quien se encargaba de orquestar las operaciones de fraude, era conocido por su actividad ilegal relacionada con la creación de empresas ficticias para defraudar a la Seguridad Social por parte de la UDEF, motivo por el que en esta ocasión utilizó a un testaferro para llevar a cabo el delito.

 

La investigación de La UDEF y de la Inspección de Trabajo concretó que se había defraudado ya en torno a los 50.000 euros.  Tan sólo uno de los falsos trabajadores habría llegado a percibir 8.555,30 euros en subsidios de desempleo.

 

La operación ha permitido que se suspendiera el cobro de las prestaciones o subsidios, así como, de la falsa cotización de los supuestos trabajadores en la empresa fantasma.

 

Los detenidos, investigados por los delitos contra la Seguridad Social y falsedad documental  se trataron de cinco hombres de nacionalidad española con edades comprendidas entre los 24 y 58 años de edad.