La Policía Nacional desarticula una organización criminal dedicada a la trata de hombres y mujeres para su explotación sexual en prostíbulos, dónde además se producía una venta habitual de droga.

0

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de tres personas, dos mujeres, ambas de nacionalidad colombiana  y un hombre, un varón de nacionalidad española, nacido en Brasil, tras ser identificados  como presuntos autores en la comisión de un delito de trata de seres humanos, delito de prostitución, delito de favorecimiento de la inmigración ilegal, tráfico de drogas, contra los derechos de los trabajadores y pertenencia a organización criminal

 

Los agentes investigadores de la Policía Nacional tuvieron conocimiento de dos víctimas  de explotación sexual, estas dos víctimas, pusieron al descubierto extremos relevantes para la investigación.

Aseguraron haber ejercido la prostitución en un prostíbulo privado regentado por una mujer de origen colombiano.

 

Las víctimas, en su declaración narraron que tenían que estar 24 horas disponibles para los clientes de lunes a domingo.

En ese prostíbulo, según las propias testigos, habría entre 6 y 8 chicas extranjeras ejerciendo la prostitución.

Esas chicas debían dormir hacinadas en un cuarto y en la misma cama, pues el resto de habitaciones estaba destinado a la práctica de los servicios sexuales.

Además de lo anterior, las chicas también se verían obligadas a ofrecer y consumir sustancias estupefacientes a los clientes, principalmente cocaina; sustancia que la propia dueña del prostíbulo suministraba.

 

Prostitución de todo tipo

 

Por otra parte también denunciaron que en el bajo de ese mismo inmueble había otro prostíbulo, si bien, este sería de explotación de prostitución masculina, ofertando chicos homosexuales y transexuales, cuyo propietario estaría estrechamente ligado al  negocio de la planta superior en las que eran prostituidas las mujeres, principalmente en el negocio del tráfico de drogas.

 

 

Todo tipo de servicios eran ofertados en Internet

 

Tanto el dueño del prostíbulo masculino como el femenino utilizaban páginas web en las que ofertaban a sus víctimas como si de simple mercancía se tratara. Para ello, previamente les realizarían fotografías en ropa interior sugerente y las ofertaría en la citada web

 

La Policía Nacional, y más concretamente el grupo II de UCRIF organizó, varios dispositivos de vigilancia y seguimiento en torno a los prostíbulos mencionados, cuya materialización permitieron a los agentes detectar gran cantidad de chicas y chicos que entraban y salían con maletas. Además se consiguió detectar gran afluencia de clientes; llegando incluso a intervenir y sancionar a algunos de ellos por tenencia y porte de sustancias estupefacientes en vía pública; lo cual venía a ratificar lo manifestado por las victimas sobre la venta de sustancias estupefacientes (COCAINA)  en sendos prostíbulos.

 

Así fue como la operación policial culminó con la ejecución de dos entradas y registro, en ambos prostíbulos, que culminaron con la detección e identificación de nueve víctimas extranjeras en situación de estancia irregular y la detención de TRES responsables por los presuntos delitos delito de trata de seres humanos, delito de prostitución, delito de favorecimiento de la inmigración ilegal, tráfico de drogas, contra los derechos de los trabajadores y pertenencia a organización criminal.

 

Los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en Funciones de Guardia de Murcia, no descartándose nuevas detenciones, así como la localización de otras posibles víctimas de estos mismos hechos

Dos de ellos fueron puestos a disposición judicial, siendo decretada libertad con cargos para ambos.