La oportunidad de reunificar tus deudas y pagar una sola cuota

0

 

 

En el año marcado por la pandemia, la deuda total de las empresas de todo el mundo aumentó un 10,2 % hasta alcanzar un récord histórico de unos 11,4 billones de euros. Si bien es cierto que la situación global no fue la mejor, el endeudamiento empresarial no es ninguna novedad.

 

Algunas empresas suelen tener problemas a la hora de disponer de los fondos que necesitan para hacer frente a sus pagos. Y estas deudas pueden llegar a aumentar con el tiempo, ya que hay que seguir pagando a los diferentes proveedores de servicios y cobrando material.

 

Por esta razón, muchas empresas optan por solicitar diferentes tipos de préstamos. No obstante, a largo plazo se enfrentan a que tienen diferentes deudas ‘abiertas’ y todo lo que esto conlleva, es decir, diferentes cuotas que pagar al mes, diferentes plazos y diferentes intereses.

 

A este respecto la reunificación de deudas puede ser una opción muy interesante para agrupar todos los préstamos en uno y pagar una única cuota mensual. Pero, ¿en qué consiste este servicio, exactamente? ¿Y cómo se puede solicitar online? ¿Puede ser beneficioso para tu negocio?

¿Qué es una reunificación de deudas?

Una reunificación de deudas no es más que un tipo de préstamo que el banco te ofrece con el objetivo de agrupar todas tus deudas en una.

Por ejemplo, supongamos que tienes un préstamo para el coche, un préstamo hipotecario y otro préstamo personal. En total, estarías pagando tres préstamos diferentes, con diferentes plazos que cumplir, diferentes cuotas y diferentes intereses. ¿No suena esto un poco lioso?

 

Con los préstamos de empresas puede suceder lo mismo. Esto significa que puedes tener diferentes tipos de préstamos con diferentes características, pero igualmente puedes unificarlos en un único préstamo al solicitar una reunificación de deudas.

¿Cómo solicitar una reunificación de deudas online?

Hoy en día, no hace falta que vayas al banco a solicitar un préstamo. ¿Sabías que puedes hacerlo por Internet y que el proceso resulta así más rápido y sencillo?

Para solicitar una reunificación de deudas, te aconsejamos comparar varias entidades financieras para comprobar cuál de ellas te ofrece las condiciones que más se ajustan a tus necesidades.

Una vez que has decidido con qué entidad quieres llevar a cabo la reunificación de deudas, debes comenzar con el proceso. En primer lugar, el banco te suele pedir una serie de documentos para verificar si es una opción viable o no. Por ejemplo, te pide el DNI y un contrato laboral o un justificante de ingresos.

 

Después, estudian tu caso y te dan una respuesta lo más pronto posible. Lo cierto es que no suelen tardar mucho, ya que el proceso se realiza de una forma más automática.

 

Si ambas partes aceptan las condiciones, el último paso consiste en cancelar todos los demás préstamos y agruparlos en un préstamo único, el cual contará con las condiciones que se hayan acordado.

Ventajas y desventajas de la reunificación de deudas

 

La principal ventaja de la reagrupación de deudas consiste en tener únicamente un sólo préstamo al que atender. En este caso, tendrás una sola cuota mensual, un solo tipo de interés, un solo plazo, etc. ¿No suena más fácil así?

 

Además, de esta manera, puedes controlar mejor tu economía personal y empresarial, ya que sabes perfectamente cuánto vas a gastar al mes y cuánto vas a poder quedarte.

 

No obstante, la reunificación de deudas también conlleva ciertas desventajas. Lógicamente, el plazo de devolución del préstamo se alarga. No obstante, lo más importante es que debes hacer frente al pago de comisiones por la cancelación de los demás préstamos y por la apertura de uno nuevo.

Conclusión

 

En definitiva, solicitar una reunificación de deudas puede ser una opción interesante para hacer frente a deudas empresariales. Se trata, al fin y al cabo, de una forma de controlar mejor la economía y de agrupar todas las deudas en una sola. No obstante, siempre hay que prestar atención a la letra pequeña y a las desventajas de este precio. Si aún así, ves que es una opción que te conviene, recuerda que puedes solicitar la reunificación de deudas online.