La librería La Montaña Mágica inaugura colección propia con la publicación de `Dóberman´, de Ignacio Borgoñós

0

El texto, que resultó ganador del XLII Premio Nacional de Cuentos José Calderón Escalada, de Reinosa (Cantabria), aparece ahora ilustrado por el artista Luis del Caso
El próximo sábado 1 de diciembre de 2018 a las 19:00 horas en la librería La Montaña Mágica (C/ Pintor Balaca, 34) el escritor cartagenero Ignacio Borgoñós presenta su libro `Dóberman´, siendo la primera publicación que realiza bajo su sello editorial La Montaña Mágica, que abre así un nuevo espacio de mercado inaugurando una colección propia.

Se trata de un cuento con el que Borgoñós ganó el XLII Premio Nacional de Cuentos José Calderón Escalada, de Reinosa (Cantabria), y que ahora gracias a la intervención de Vicente Velasco, gerente de La Montaña Mágica, se publicará con las ilustraciones del joven artista, Luis del Caso.

Para Ignacio Borgoñós, “publicar `Dóberman´ con La Montaña Mágica es una inmensa alegría por muchos motivos: supone prolongar la vida de este cuento que tantas satisfacciones me ha proporcionado, supone participar de la ilusión que pone Luis del Caso en su estreno como ilustrador y, también, supone un honor ser el primer autor que publica con el sello de La Montaña Mágica, al margen del premio de poesía que edita”.


Y Borgoñós añade que “le deseo mucha suerte a Vicente Velasco en esta nueva aventura empresarial que emprende, valorando su valentía y su apuesta por este cuento. Espero resarcir con creces la confianza que ha depositado en mí y que se vendan muchos libros para que recupere la inversión realizada”.
La soledad de una anciana

`Dóberman´ Narra la historia de una anciana que vive sola en un piso de un edificio trasnochado. Al abrir la puerta de su domicilio ve cómo un perro de raza dóberman se cuela en su vivienda y desde entonces se abre una auténtica epopeya en la que la anciana tendrá que ingeniárselas para sacar al perro de allí, contactar con alguien que lo haga por ella o aprender a convivir con él; todo eso en el marco de una situación vital inestable, pues sabe que el tiempo de valerse por sí misma se ha agotado y que se debe marchar a vivir a casa de su hijo o a una residencia.

El cuento de Ignacio Borgoñós habla de un mundo que se va, sepultado por la velocidad del día a día, por la tecnología, por la tensión constante de vivir en una sociedad machacada por el interés, por los bancos, los seguros. Habla de una sociedad que muere, que desaparece poco a poco.