La Guardia Civil sorprende al conductor de un turismo triplicando la velocidad máxima

0

La Guardia Civil de la Región de Murcia investigó en Cieza, el pasado martes, al conductor de un turismo que fue detectado circulando por la N-301 a 143 km/h, en un tramo limitado a 50 km/h.

La actuación se encuentra enmarcada en uno de los dispositivos de inspección de velocidad establecidos por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de la Región de Murcia en coordinación con la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia.

Los hechos tuvieron lugar durante la tarde del pasado martes, 25 de septiembre, cuando efectivos del Sector de Tráfico de la Benemérita se encontraban realizando un control estático de velocidad en la carretera nacional N-301, que une Madrid con Cartagena, a la altura del término municipal de Cieza.

Mientras se llevaba a cabo el dispositivo, los guardias civiles detectaron a un turismo circulando a 143 km/h en un tramo limitado a 50 km/h, superando con ello la velocidad máxima permitida en 93 km/h.

Instantes después de detectar la comisión del delito, la patrulla de Tráfico de inició el seguimiento del vehículo infractor a distancia, logrando su detención en el interior de la población de Cieza, donde identificaron a los cinco ocupantes del automóvil y notificaron al conductor la infracción penal cometida.

Una vez detenido el vehículo e identificado su conductor –un varón, de 19 años–, que se desplazaba junto a cuatro amigos desde Blanca hasta Cieza por motivos de ocio, se procedió a su investigación y posterior puesta a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Cieza, para la celebración del correspondiente juicio.

Al investigado se le instruyeron diligencias como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, por conducir un vehículo a motor a una velocidad superior en 80 km/h a la permitida en vía interurbana, quedando el turismo en poder de su propietario y a disposición de la autoridad judicial conocedora de los hechos

Este delito se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 hasta 4 años.

El establecimiento de los controles de velocidad por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se enmarca dentro los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial adoptada por la Dirección General de Tráfico (DGT) para el decenio 2021-2030, como una de las prioridades orientadas a la reducción de la siniestralidad en nuestras carreteras, especialmente en las vías convencionales o secundarias,  habida cuenta de que los excesos de velocidad, por un lado incrementan considerablemente el riesgo de sufrir accidentes de circulación, y por otro son factores que inciden directamente en la mortalidad y en la gravedad de las lesiones sufridas.

En este sentido, el Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Murcia recuerda que sigue desarrollando su actividad específica de vigilancia de la seguridad vial durante las 24 horas del día, en especial en aquellas actividades de mayor riesgo, como en este caso la velocidad, u otras como la conducción bajo los efectos del alcohol y las drogas, distracciones en la conducción, uso de teléfono móvil y utilización de los elementos de seguridad (cinturones, sistemas de retención infantil o casco de protección), sobre todo en aquellos tramos y puntos de carretera que por sus especiales características llevan implícito un riesgo de accidentalidad o son propensos para la comisión de este tipo de infracciones, apelando a los conductores para que se conciencien de la importancia de respetar las limitaciones de velocidad establecidas y cumplir rigurosamente las normas de tráfico, en aras de mejorar su propia seguridad y la de la circulación en general.