La Guardia Civil esclarece más de una decena de robos y hurtos en uva en el Valle del Guadalentín

0

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha terminado la operación ‘Cluster 21’ con la desarticulación de un grupo delictivo, asentado en Cartagena, dedicado a la sustracción de grandes cantidades de uva de mesa en la comarca del Valle del Guadalentín.

 

Durante la operación, que se encuentra enmarcada en el ‘Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas’, los guardias civiles del Equipo ROCA –contra robos en el campo– han recuperado más de dos toneladas de fruta sustraída, se han incautado de útiles empleados para la actividad delictiva y han esclarecido más de una decena de delitos contra el patrimonio.

 

La Benemérita abrió la operación el pasado verano para prevenir e investigar los delitos cometidos contra explotaciones agrícolas vinculados a la campaña de la recolección de uva de mesa en sus distintas variedades, todo ello con el fin de reducir y minimizar los ilícitos penales relacionados con este tipo de cultivo.

 

El Equipo ROCA se coordinó con unidades de Prevención de Seguridad Ciudadana para intensificar la vigilancia durante el desarrollo de la campaña de recolección de uva, para prevenir la comisión de hechos delictivos y, en su caso, intentar frustrarlo e investigarlos con mayor eficacia.

 

El análisis delincuencial de otras campañas y las inspecciones en las fincas dan lugar a que se puedan ubicar las explotaciones agrícolas donde se suelen dar más sustracciones y así establecer unos dispositivos de vigilancia más específicos y evitar con ello la comisión de más delitos.

 

La actividad policial preventiva y los indicios recabados en las inspecciones técnico-oculares realizadas en las fincas que habían sufrido robos permitieron a los guardias civiles detectar la presencia de un grupo de personas que, con una considerable movilidad, se dedicaba a la sustracción de uva en explotaciones agrícolas del Valle del Guadalentín, concretamente en los municipios de Totana y Alhama de Murcia.

 

Del modus operandi obtenido por los investigadores pone de manifiesto que los delitos se cometían en una misma franja horaria y día de la semana, principalmente durante las noches y en días de descanso, donde los autores tenían menos posibilidades de verse sorprendidos. 

 

La investigación ha permitido constatar que los hechos se cometían en zonas de difícil acceso, a las que únicamente se puede llegar si se es un buen conocedor de la zona, y que usaban unos mismos elementos de envase –bolsas de plástico y capazos–, utilizados para la carga y transporte de la uva sustraída.

En una de las vigilancias enmarcadas en el dispositivo establecido por el Equipo ROCA, junto con patrullas de Prevención de Seguridad Ciudadana los guardias civiles detectaron la presencia de un vehículo y personas que generó ciertas sospechas, por lo que se fijó una de las líneas de la investigación sobre ellos.

 

Gracias al contacto permanente del Equipo ROCA con los agricultores y a otros indicios, la Guardia Civil sorprendió a los tres sospechosos poco después de cometer uno de los robos, a los que se les intervinieron elementos y útiles, así como más de 2.000 kilogramos de uva sustraída, por lo que han resultado detenidos como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza y hurto.

 

De la investigación se desprende que los ahora detenidos integraban un grupo criminal asentado en Cartagena, que se trasladaba para planificar sus golpes con vigilancias previas para obtener unos buenos resultados y evitar ser detectados. Tras cerciorarse de que no se encontraba nadie en la finca, en algunos casos incluso por la fuerza, accedían a su interior, recolectaban la uva de mesa cargándola en bolsas de plástico y capazos, que posteriormente era vendida en diferentes mercados semanales.  

 

Hasta el momento, la Guardia Civil ha esclarecido 11 delitos, aunque se estima que el grupo criminal desarticulado se encuentran tras la presunta autoría de los ilícitos penales acaecidos desde el mes de agosto de 2021 hasta final de año, en fincas de uva de los municipios de Alhama de Murcia y Totana.

 

Los detenidos, la fruta recuperada, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Totana (Murcia).