La Guardia Civil detiene a un experimentado delincuente dedicado a cometer timos con joyas

0

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Jorolo’, una investigación establecida para esclarecer una estafa en la adquisición de joyas mediante el timo del nazareno en un comercio de Moratalla, que ha culminado con la identificación, localización y detención de un vecino de Mula, como presunto autor de los hechos investigados.

Las actuaciones se iniciaron a principios de mes, cuando el propietario de un comercio dedicado a la venta de joyas de Moratalla denunció ante la Guardia Civil que había sido víctima de una estafa.

Efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana de la Benemérita, tras verificar los hechos denunciados, abrieron la operación para esclarecerlos con la identificación y detención de su autor.

Los primeros pasos de la operación permitieron constatar que se trataba de un caso cuyo modus operandi era el timo del nazareno. Un hombre que se dedica a la compraventa de piezas de joyería, con una considerable movilidad geográfica establece un vínculo con un comercio, en este caso presencialmente. Inicia este vínculo con numerosas visitas y pequeñas compras que paga al contado para tener una credibilidad con el joyero y así establecer una ‘confianza’ comercial.

Generada esa solvencia comercial, el estafador realiza un pedido mucho mayor de lo normal que, una vez en su poder, no realiza el pago y cierra el vínculo con su proveedor, que se acaba de convertir en víctima de la estafa.

En este caso, el presunto autor estableció el vínculo de forma presencial y, una vez ganada la confianza del comerciante realizó un pedido mucho mayor, que no pudo pagar en ese instante alegando que tenía problemas técnicos con la aplicación bancaria de su teléfono móvil.

La víctima, debido a la confianza generada por el tiempo que hacía que se conocían, así como a las transacciones realizadas con anterioridad sin contratiempos, aceptó que el presunto estafador se llevara las joyas con el compromiso que en la siguiente visita sufragara ese pedido. Finalmente el presunto estafador y deudor desapareció, dejó de visitar y de atender las llamadas de la víctima.

Aunque se había creado un nivel de confianza considerable entre ambos actores, el presunto estafador tomaba medidas para evitar ser vinculado a la actividad delictiva realizada, ya que sólo había aportado a la víctima su nombre y su número de teléfono, unos datos escasos para poder localizarlo.

Fruto de las pesquisas practicadas, los guardias civiles identificaron a un vecino de Mula, con un amplio historial delictivo por delitos similares, que presuntamente se encontraba tras la autoría de los hechos investigados.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda sobre el sospechoso, que ha culminado con su localización y detención como presunto autor de delito de estafa.

El detenido, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición de las autoridades judiciales competentes.