La Guardia Civil desmantela un activo punto de producción y venta de marihuana

0

La Guardia Civil de la Región de Murcia ha llevado a cabo la operación ‘Agris II’, que se ha saldado con la desarticulación de un activo punto de cultivo ilícito y posterior venta de marihuana en Las Torres de Cotillas, en la que han resultado detenidas dos personas como presuntas autoras de delito de cultivo o elaboración de drogas, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

 

Durante la operación, que se encuentra enmarcada en la orden de servicio ‘Miller’, que la Benemérita tiene activa, en ámbito nacional, para desarrollar el ‘Plan de respuesta policial al cultivo y tráfico ilegal de marihuana y los beneficios del mismo’, la Guardia Civil ha desmantelado el cultivo ilícito con más de 100 plantas de cannabis y se han incautado cogollos de esta sustancia y todos los útiles relacionados con la actividad ilícita ahora esclarecida.

 

Las actuaciones se iniciaron el pasado mes de octubre, cuando la Guardia Civil abrió una investigación en Las Torres de Cotillas orientada a verificar unos supuestos hechos delictivos relacionados con el tráfico de drogas, que habían originado alarma social entre la población.

 

Las primeras informaciones recabadas llevaron a los investigadores hasta una vivienda unifamiliar del municipio torreño donde, al parecer y desde hacía varios meses, el inmueble recibía un considerable número de breves visitas, a cualquier hora del día de personas jóvenes y de mediana edad para adquirir dosis de marihuana.

 

Las pesquisas practicadas por los guardias civiles permitieron constatar que la existencia del elevado número de visitas de personas que recibía el domicilio y, además, se obtuvieron indicios que llevaron a los investigadores a barajar la posibilidad de que, además de la venta, también se producía y manipulaba el cannabis en el interior del inmueble.

 

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios y previa autorización judicial, la Guardia Civil ha efectuado la entrada y el registro de la vivienda objeto de la investigación, donde se ha desmantelado un activo punto de venta de drogas y la instalación necesaria para llevar a cabo la autoproducción de la marihuana.

 

En el registro se desmanteló un invernadero clandestino dedicado al cultivo ilícito de la marihuana, que en ese instante tenía más de un centenar de plantas y se incautaron más de 300 gramos de marihuana dispuestos en cogollos, todos los elementos utilizados tanto para la producción como para la venta de drogas.

 

La Guardia Civil culminó la actuación con la detención del propietario de la vivienda y su pareja, como presuntos autores de dos delitos contra la salud pública, por cultivo o elaboración de drogas y por tráfico de drogas, así como por delito defraudación de fluido eléctrico.

 

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Molina de Segura (Murcia).