La Guardia Civil desmantela un activo grupo criminal que distribuía las 24 horas del día distintos tipos de estupefacientes en dos ‘garitos’

0

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Zegarrita’, ha desarrollado una investigación dirigida a perseguir el tráfico de drogas en el municipio de Puerto de Mazarrón, que se ha saldado con la desarticulación de un popular clan familiar dedicado a la manipulación y distribución de distintos tipos de droga de gran pureza.

Han sido detenidas cuatro personas, dos de las cuales han ingresado en prisión, a las que se les atribuye la presunta autoría de los delitos contra la salud pública, por tráfico de droga, y de pertenencia a organización criminal.

En los registros domiciliarios practicados en dos viviendas de Puerto de Mazarrón se han incautado varias dosis de heroína, cocaína y cocaína base, de gran pureza, así como básculas de precisión y 632 euros.

Las actuaciones se iniciaron a principio de mes, cuando la Guardia Civil andaba tras la pista de un conocido clan familiar, asentado en el municipio mazarronero de Puerto de Mazarrón, cuyos líderes fueron detenidos en otra operación antidroga desarrollada por la Benemérita el pasado mes de julio.

Los investigadores constataron que otros miembros del mismo grupo familiar habían tomado las riendas de la presunta organización criminal manteniendo, en el mismo municipio, dos puntos de venta de droga al menudeo donde, al parecer, se distribuían distintos tipos de sustancias estupefacientes y a los que acudían numerosos toxicómanos.

Desde ese momento, la Guardia Civil estableció dispositivos de vigilancia en torno a estos enclaves: dos viviendas sociales ubicadas en San José Playa Sol, que funcionaban de forma ininterrumpida, las 24 horas del día, como despachos de droga.

Esta frenética actividad delictiva había generado alarma social en el municipio. Además, algunos de los clientes de estos ‘garitos’ se habían visto relacionados con robos y hurtos, fruto de la necesidad de obtener dinero en efectivo para adquirir sus dosis, lo que no hacía más aumentar la preocupación vecinal.

Los guardias civiles detectaron que en la misma barriada residían otros familiares, más o menos directos, lo que fue dificultando enormemente las labores de vigilancia debido a la desconfianza que mostraban en la zona donde se asentaban los supuestos puntos de venta de droga.

Fruto de la intensa labor policial, los investigadores fueron identificando a cada una de las personas relacionadas activamente con la trama delictiva investigada hasta centrar la investigación en cuatro personas, de los cuales, uno de ellos, menor de edad, se perfilaba como el supuesto líder.

La Guardia Civil recabó numerosos indicios hasta determinar que las dos viviendas objeto de la investigación eran dos ‘garitos’ de venta de droga al menudeo, que funcionaban de forma ininterrumpida las 24 horas del día, los siete días de la semana, distribuyendo distintos tipos de estupefacientes a consumidores habituales, algunos de los cuales llegaban a consumir sus dosis en la zona.

El resultado de la investigación fue puesto en conocimiento de la autoridad judicial quien ordenó la entrada y registro en las dos viviendas.

La semana pasada, en un amplio dispositivo policial, la Guardia Civil llevó a cabo la entrada simultánea en las dos viviendas donde fueron detenidas cuatro personas como presuntas autoras de los delitos contra la salud pública, por tráfico de droga; y de pertenencia a organización criminal. Se trata de cuatro varones, de 41, 54 y 17 años, de nacionalidad española y vecinos del municipio mazarronero de Puerto de Mazarrón.

Los registros se saldaron con la incautación de los elementos esenciales para la preordenación del tráfico de drogas, tales como básculas de precisión, envoltorios monodosis, plástico y alambre de los utilizados habitualmente en la preparación de las dosis, así como sustancias estupefacientes como heroína, cocaína y cocaína en base, de gran pureza, dispuestas para su distribución, además de 632 euros en efectivo.

Los detenidos, la droga y los efectos intervenidos, así como las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción  de Totana y de la Fiscalía de Menores de Murcia.

Dos de los arrestados han ingresado en prisión.