La Consejería de Salud está realizando el seguimiento y control de dos personas residentes en la Región de Murcia que contrajeron el dengue el pasado mes de agosto.

 

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social coordina el seguimiento y actuaciones, a través de la Dirección General de Salud Pública y el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, con quienes la Consejería ya ha mantenido una reunión y mantiene permanente contacto.

Ambos han recibido el alta y se encuentran bien de salud

El dengue es una enfermedad producida por un virus que se trasmite por la picadura de mosquitos tigre infectados (‘Aedes albopictus’), generalmente tiene una clínica leve y no se transmite de persona a persona.

La Dirección General de Salud Pública de la Consejería va a continuar, conforme al protocolo establecido, con el estudio entomológico del mosquito tigre en la Región, que es una de las comunidades autónomas que más avanzados tiene los trabajos en este sentido, gracias al laboratorio específico ubicado en la Arrixaca y que trabaja de manera coordinada con el Servicio de Microbiología y la Unidad Regional de Medicina Tropical.

 

Asimismo, la Consejería de Salud puso en marcha este año un sistema pionero de vigilancia del mosquito tigre por medio de una aplicación innovadora en la que los ayuntamientos de la Región aportan datos sobre el insecto.

Por su parte, la Dirección General de Asistencia Sanitaria del Servicio Murciano de Salud se ha dirigido a todas las direcciones médicas y coordinadores de Primaria de las nueve áreas de salud para conocer si durante las últimas semanas han tratado a pacientes con sintomatología similar al dengue.

En países mediterráneos con presencia de mosquito tigre se han detectado en los últimos años de forma esporádica casos de dengue autóctono y de otros virus similares como Chikungunya.

 

El mosquito tigre tiene una longitud de entre 2 y 10 milímetros y se caracteriza por su coloración negra con ornamentación blanca en tórax y abdomen y por sus patas a franjas blancas y negras. Este insecto es originario del sudeste asiático y en su hábitat suele criar en oquedades de árboles con agua, por lo que en nuestro entorno prefiere depositar los huevos en pequeños recipientes con agua estancada (cubos, macetas o pequeños depósitos).

 

Consejos para el control del mosquito tigre

 

Dado que los mosquitos depositan habitualmente sus huevos en el agua, es importante no guardar dentro o en el exterior del domicilio recipientes que acumulen agua como platos de macetas u otros y evitar tener aguas estancadas. En caso de que se tengan, se recomienda vaciarlos dos veces por semana o cubrirlos con tela mosquitera o con arena.

 

También es aconsejable alejarse de espacios donde haya agua estancada sin tratar, como fuentes, piscinas hinchables, lavaderos o estanques.

 

Asimismo, para prevenir picaduras es bueno usar ropa que cubra la piel, con manga larga, pantalones largos y calcetines, así como evitar los colores oscuros y brillantes, que atraen a los mosquitos. También hay que sacudir la ropa antes de usarla si se ha tendido en el exterior.

 

Por último, apagar la luz si se tiene la ventana abierta y emplear   mosquiteras para la cama o cuna fijándolas bajo el colchón. Además, al usar los repelentes de mosquitos hay que seguir estrictamente las recomendaciones sobre el modo de aplicación y la frecuencia de empleo.