La Comunidad subraya en la Asamblea la importancia que tuvo la coordinación en las inundaciones de diciembre

0

La activación del Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones supuso la movilización de servicios de emergencia de toda la Región e incluso de la Unidad Militar de Emergencias

Manuel Durán destaca lo inusual del temporal que azotó a la Región, en especial al Mar Menor, con una media en torno a los 150 litros por metro cuadrado que llegaron hasta 300 en algún punto

 

El director general de Seguridad Ciudadana y Emergencias, Manuel Durán, compareció hoy ante la Comisión de Asuntos Generales e Institucionales y de la Unión Europea de la Asamblea Regional para dar cuenta de las actuaciones de emergencia desarrolladas por la Administración regional con motivo del episodio de fuertes lluvias que padeció la Región entre los días 17 al 20 de diciembre de 2016 y las inundaciones que de ellas se derivaron.

Manuel Durán incidió en que, más allá de la secuencia de los hechos y de las cifras sobre las intervenciones y los efectivos movilizados, “lo que se quiere subrayar desde la Consejería de Presidencia es el valor de la coordinación y de la profesionalidad, porque cuando una emergencia alcanza las proporciones de la que nos ocupa, la importancia de la conexión entre todos los efectivos intervinientes es máxima, y de ella depende, de forma determinante, la eficacia de la intervención”.

Una eficacia que se traduce “en la salvaguarda de vidas y bienes, en la minoración de daños, en la atención inmediata a los afectados y, en definitiva, en paliar las consecuencias de una situación de compleja gestión”, añadió el director de Emergencias.

Durán subrayó que “la coordinación es nuestra fuerza, sobre todo cuando se hace preciso un amplio y diverso despliegue de medios, para que la respuesta sea ágil y la atención inmediata”, a lo que se suma el “complemento imprescindible” de la “profesionalidad, la generosidad, la entrega de los hombres y mujeres que intervienen”. Recalcó que la información fluyó de forma constante, tanto a través de las redes sociales como por los procedimientos habituales, “lo que permite que la población se mantenga permanentemente informada y también el desmentido de rumores infundados”.

Activación del Plan Inunmur

El director general pasó revista al desarrollo de los hechos y de las actuaciones que se adoptaron de acuerdo con los protocolos determinados por el Plan de Protección Civil ante el Riesgo de Inundaciones (Plan Inunmur), así como a las intervenciones de los distintos grupos de acción previstos en el mismo.

El Gobierno regional activó el Plan Inunmur el 16 de diciembre, en fase de preemergencia, ante las adversas previsiones meteorológicas, y ya el día 17 en fase de emergencia nivel 1. El día 18 se decretó el nivel 2, y se solicitó la incorporación de medios estatales. Los trabajos de recuperación de servicios esenciales, tales como el agua potable, así como el achique de agua y limpieza de barro de calles y locales y el reflotado de embarcaciones hundidas o semihundidas en el Mar Menor, provocaron que el plan estuviera activado en nivel 1 hasta el 24 de enero pasado, fecha en la que se desactivó.

Durante ese período de tiempo se llegaron a recoger precipitaciones de lluvia de hasta 300 litros por metro cuadrado en la zona de Los Alcázares, y un promedio regional de 144 litros por metro cuadrado. El director manifestó que es “el mayor episodio de lluvias de los últimos 70 años”, y que en tres días “llovió lo mismo que en todo el año hidrológico 2015-2016”.

Durán recordó que los servicios de emergencias atendieron 2.348 incidentes relacionados con el episodio de fuertes lluvias y consiguientes inundaciones que padeció la Región. Los más relevantes fueron el fallecimiento de una persona al caer en una piscina en Los Alcázares, las más de 500 personas que tuvieron que ser rescatadas al quedar aisladas o sus vehículos atrapados por el agua (casi todas en los municipios de Los Alcázares, Torre Pacheco, San Javier y Murcia), y el desalojo de 70 personas en Torreagüera (Murcia) por el desprendimiento de rocas de gran tamaño.

El director general también se refirió con detalle a la movilización de todo el personal de servicio de los distintos grupos de intervención: desde policías locales de los municipios afectados, pasando por Guardia Civil, bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región, y de los Ayuntamientos de Murcia y Cartagena, así como sanitarios, servicios de emergencias municipales y voluntarios de Protección Civil de toda la Región, Unidad de Defensa contra los Incendios Forestales, Cruz Roja y Unidad Militar de Emergencias.