La Comunidad refuerza las medidas de protección de la tórtola común

0

Asociaciones sin ánimo de lucro que trabajan con colectivos desfavorecidos formarán y emplearán durante un máximo de un año a desempleados con dificultades de acceso al mercado laboral

Las subvenciones, que pueden ser solicitadas hasta el próximo 20 de septiembre, permitirán a los participantes cobrar el salario mínimo de 900 euros

La Consejería de Empleo, Investigación y Universidades, a través del SEF, ha convocado subvenciones por valor de 1.016.000 euros para que entidades sin ánimo de lucro formen y empleen a 80 desempleados en obras y servicios de interés social de la Región de Murcia, durante un periodo de entre nueve y doce meses. Estas personas se especializarán en un sector concreto y a la conclusión obtendrán un certificado de profesionalidad que les permitirá desempeñar una profesión relacionada con el mismo.

La mayoría de los participantes en estos programas mixtos de empleo y formación serán personas en situación vulnerable y con especiales dificultades de acceso al mercado laboral. Todos ellos percibirán el salario mínimo interprofesional de 900 euros durante el periodo en el que integren estos proyectos, que pueden abordar desde el cuidado de personas dependientes hasta labores de albañilería o cualquier otra actividad, dependiendo de la especialidad elegida por las entidades solicitantes.

Tras su publicación en el Boletín Oficial de la Región de Murcia (BORM), las entidades interesadas tienen hasta el 20 de septiembre para solicitar estas ayudas. El objetivo es animar a las fundaciones y asociaciones que trabajan con colectivos desfavorecidos a que formen e incorporen a sus plantillas a desempleados que, en muchas ocasiones, han sido atendidos por la propia asociación, y que tras obtener la cualificación que brinda esta iniciativa pueden llegar a ser contratados definitivamente por esa u otra entidad.

Para ello, la convocatoria recoge dos tipos de proyectos: los dirigidos a parados de entre 16 y 24 años y los destinados a desempleados de entre 25 y 54 años. Estos, que arrancarán en el cuarto trimestre del año, tienen un carácter temporal, y en ellos el aprendizaje y la cualificación se alternan con un trabajo productivo, siempre remunerado. El propósito es mejorar las opciones de encontrar un futuro empleo en estas personas, facilitando así su posterior integración definitiva en el mercado de trabajo.

El consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, afirmó que “las entidades que recibirán las subvenciones centran su actividad en materias tan importantes como inserción social y laboral de personas con discapacidad, jóvenes o víctimas de violencia de género. Las asociaciones proporcionarán una formación práctica y de calidad que permitirá a desempleados con escasa cualificación especializarse en un sector”.

Motas añadió que se trata “de un programa con una doble utilidad ya que, por un lado, los desempleados incrementan sus opciones de empleo y obtienen un certificado de profesionalidad, y por otro lado se benefician las entidades sin ánimo de lucro, que mejoran su labor social y descubren talento que posteriormente puede ser contratado”.

Ejemplos

El pasado año las entidades que desarrollaron estos programas mixtos de empleo y formación fueron Fundación Diagrama, Aidemar, Colectivo La Huertecica, Hermanos Maristas Provincia Mediterránea, Asociación para la Integración de Minusválidos Psíquicos, y Fundación Patronato Jesús Abandonado de Murcia.

En cuanto a las especialidades en las que fueron formados los participantes, la mayoría de ellos se centraron en la atención sociosanitaria a personas dependientes en instituciones sociales. Sólo La Huertecica y Hermanos Maristas Provincia Mediterráneo cualificaron a los participantes en una especialidad distinta (las operaciones auxiliares de albañilería y revestimientos, en el caso de La Huertecica, y la limpieza de espacios abiertos e instalaciones industriales, en el caso de Hermanos Maristas).