La Comunidad incrementa un 80 por ciento la inversión en investigación para potenciar el desarrollo industrial y tecnológico

0

La Consejería de Empleo, Universidades y Empresa va a invertir 297 millones de euros en educación superior, investigación y desarrollo industrial y tecnológico, según anunció hoy el consejero del ramo, Juan Hernández, durante la presentación del proyecto de presupuestos de su departamento para 2018 en la Asamblea Regional.

De esta manera, la Consejería cuenta con un presupuesto total de 304 millones para, entre otras acciones, reforzar y consolidar el papel de la industria, aprovechando el capital humano y conocimiento disponible e incidiendo en la modernización de equipamientos. Así, aumentará casi un 80 por ciento la inversión en investigación y para ello destinará un total de nueve millones a la Fundación Séneca-Agencia de Ciencia y Tecnología de la Región de Murcia.

El Gobierno regional “confía en el talento investigador existente en la Región de Murcia y ve en él un proyecto de futuro dirigido a potenciar el desarrollo industrial”, explicó el consejero. Esto también se refleja en el presupuesto que se destina para el próximo ejercicio a las universidades públicas, que estarán dotadas con 193 millones, en el marco del Plan de Financiación Plurianual que contempla para el periodo 2016-2020 unos mil millones de euros.

En este sentido, Hernández destacó en su intervención que el Gobierno regional “inicia una nueva etapa en la que las personas y el talento serán las protagonistas y en la que el recurso principal para generar desarrollo sostenible y crecimiento en nuestra región será la investigación científica”. Además, añadió que “se trata de un medio que extrae el valor del conocimiento para aplicarlo dentro de distintos sectores y, especialmente, para incorporarlo a una cadena de valor, social y económico, que contribuye al desarrollo de productos y servicios novedosos, al bienestar social en todos los ámbitos, a la competitividad de las empresas y al empleo de calidad”.

La Consejería hace en estos presupuestos una apuesta por la formación de excelencia del capital humano pre y posdoctoral y por la retención y captación del talento, lo que supone la mejora del empleo de calidad, con un incremento del 140 por ciento, al pasar de los 2,1 millones de euros en 2017 a los 4,9 millones en 2018.

Empleo para colectivos desfavorecidos

Las políticas activas de empleo, la reincorporación de los desempleados al mercado laboral y la formación de ocupados constituyen, un año más, uno de los vértices de los presupuestos de la Consejería en capital humano. Al respecto, el consejero señaló que “la economía del talento tiene como mejor activo estratégico a las personas”.

Así, el presupuesto del Servicio de Empleo y Formación (SEF) se sitúa en 92,5 millones, frente a los 58,3 con los que se contaban en el año 2014. También se va a mejorar la inversión per cápita por desempleado, pasando de los 636 euros invertidos en 2011 por cada desempleado, a los 718 euros que se prevé invertir en 2018.

El presupuesto incrementa los fondos destinados a generar una oportunidad de empleo para los jóvenes, las personas con discapacidad y los desempleados de larga duración, preferentemente los mayores de 45 años. En total, se destinan 20,5 millones a los jóvenes beneficiarios de la Garantía Juvenil. Para desempleados de larga duración, se contemplan más de 23 millones. Asimismo, se destinan 9 millones de euros a facilitar la inserción laboral de las personas con discapacidad, mientras que para los empleados de larga duración se dispondrá de 23 millones de euros.

En referencia a la relación entre el empleo y las personas, el consejero destacó el ‘Pacto para la Excelencia de la Economía Social’, firmado el pasado viernes, y que nace como un instrumento del Gobierno regional para potenciar e impulsar la economía social, con 623 proyectos hasta 2020.

Internacionalización

El presupuesto del Instituto de Fomento para el ejercicio 2018 alcanza los 33 millones, lo que supone un incremento de las subvenciones a las empresas del 21,64 por ciento. El consejero destacó que “la hoja de ruta es la transformación tecnológica de la economía regional, a través de la iniciativa de la Agenda Industrial y Tecnológica, como revulsivo para que el sector industrial lidere la recuperación y la consolidación del crecimiento de la economía regional”.

Para ello, recordó que el Gobierno regional cuenta con el apoyo y cooperación, a través de la Fundación Científico-Tecnológica Isaac Peral, de las principales empresas tractoras del sector industrial “para acelerar y catalizar la innovación y la modernización tecnológica en las empresas industriales de la Región de Murcia”. Asimismo, destacó que la Región cuenta con la creación de una media de siete empresas al día, lo que la sitúa como la segunda comunidad de España que más empresas ha creado en 2017. “Generamos nuevas oportunidades de empleo y mejoramos la calidad del mismo, y por ello impulsaremos la elaboración del nuevo Plan Emprendemos de la Región de Murcia”, añadió.

Hace diez años la Región exportaba el 15 por ciento de su PIB y al cierre de 2017 esta cifra se situará en el 38 por ciento. Por ello, “la internacionalización y la apertura de los mercados internacionales ha sido el factor determinante de la recuperación económica y la reducción de más de 70.000 desempleados en la Región”, subrayó Hernández.

Transición energética

Para apoyar a las empresas, la Consejería pasa de 5 a 7,8 millones de euros, con el objetivo de consolidar la transición energética y hacerla más barata para las empresas, en el marco del Plan Energético de la Región de Murcia 2016–2020. En este apartado, la Consejería cuenta con 1,4 millones, que se sumarán a la inversión de 14,3 millones prevista junto al Ministerio e Iberdrola, de cara a reforzar la inversión del suministro eléctrico en los polígonos industriales de la Región, donde también está prevista la construcción de tres nuevas subestaciones.