La Comunidad elabora e implanta planes de salvaguarda del patrimonio cultural

0

 La consejera de Turismo y Cultura en funciones, Miriam Guardiola, inaugura la ‘Jornada técnica para la elaboración e implantación de los planes de salvaguarda en instituciones culturales’

El Archivo regional ha acogido hoy una jornada técnica para formar a los agentes implicados en la protección del patrimonio

La Comunidad trabaja en la elaboración e implantación de planes de salvaguarda en las instituciones culturales de la Región de Murcia para formar a aquellos agentes que de manera directa están implicados en desarrollar la adopción de medidas para hacer frente a las emergencias que pudieran afectar al patrimonio cultural regional. Por este motivo, la Consejería de Turismo y Cultura ha iniciado una serie de jornadas técnicas donde la primera de ellas ha tenido lugar hoy en el Archivo regional.

La consejera de Turismo y Cultura en funciones, Miriam Guardiola, señaló que “lo que se trata con estas jornadas es que todo el personal implicado en la protección del patrimonio conozca el protocolo de intervención en caso de catástrofe para dar una respuesta eficaz, además de actuar de manera preventiva”.

Durante la jornada se analizará el contexto de los planes de salvaguarda, los riesgos de catástrofes y la metodología para elaborar los Planes de Salvaguarda. En ella participarán el arquitecto del Ministerio de Cultura y coordinador del grupo de trabajo para la implantación de los planes de salvaguarda  de bienes en instituciones culturales, Ángel Luis de Sousa; la asesora del Plan Nacional de Emergencias y gestión de riesgos en el patrimonio cultural, Concha Cirujano, y el conservador-restaurador de la Biblioteca nacional de España, Arsenio Sánchez.

Los Planes de Salvaguarda son herramientas indispensables para dar respuesta a aquellas situaciones de riesgo a las que una institución cultural que custodia o exhibe bienes culturales pueda llegar a enfrentarse, cualesquiera que sean sus causas. En concreto, estos planes deben desarrollar el conjunto de medidas preventivas para proteger las colecciones ante todo tipo de emergencias, así como las pautas y protocolos de actuación junto con las estrategias de recuperación.

Miriam Guardiola recordó que la Región cuenta con una Unidad de Emergencias, pionera en España y de referencia a nivel mundial, para preservar monumentos y obras con valor histórico y artístico ante catástrofes naturales y antrópicas

Tras los terremotos de Lorca de 2011, desde el Gobierno regional se comenzó a trabajar en la puesta en marcha de la Unidad de Emergencias en Patrimonio Cultural para mejorar la actuación ante posibles catástrofes naturales como terremotos o incendios que además de amenazar la seguridad de los ciudadanos, puedan afectar al patrimonio cultural. La unidad, la primera que se creó en España, está integrada por técnicos, que han recibido formación específica para intervenir con rapidez en casos de emergencia, y trabaja en coordinación con la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias.

Con el mismo objetivo de ofrecer una respuesta lo más rápida y eficaz posible ante cualquier tipo de catástrofe, se incrementó también la coordinación y colaboración con la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Ministerio de Defensa, a cuyos responsables se les ha hizo entrega de toda la información digitalizada (planos, descripciones, fotografías…) de los bienes de interés cultural (BIC), así como de los yacimientos arqueológicos y paleontológicos de la Región.

Tras los terremotos de Lorca y a raíz de la creación de esta unidad, la Región ha participado en numerosas jornadas sobre emergencias y gestión de riesgos en patrimonio cultural. El Plan Director para la Recuperación del Patrimonio Cultural de Lorca se ha convertido en un ejemplo de buenas prácticas; ha sido premiado por importantes entidades como la Asociación Hispania Nostra, y estudiado en foros nacionales e internacionales. Fruto de todo ello, los técnicos de la Consejería formaron parte del dispositivo de la UE para la recuperación patrimonial tras el terremoto de México en 2017.