La Comunidad ejecuta el tablero del nuevo puente de la carretera regional que une Campos del Río y Alguazas

0

La directora de Carreteras visita las obras de ampliación y mejora de la RM-531 que ya se encuentran ejecutadas al 75 por ciento

La directora de Carreteras, María Casajús, visita las obras del nuevo puente en la carretera regional que une Campos del Río y AlguazasLa directora de Carreteras, María Casajús, visita las obras del nuevo puente en la carretera regional que une Campos del Río y Alguazas

La Comunidad Autónoma ejecuta el tablero del nuevo puente de la carretera regional que une Campos del Río y Alguazas (RM-531) que constituye uno de los hitos en la obra de ampliación y mejora del firme de esta vía regional que supone una inversión regional de 1.166.245 euros.

La directora general de Carreteras, María Casajús, visitó hoy las obras e indicó que ya se han completado las actuaciones en la plataforma, cunetas y capas bases de firmes de la obra del segundo tramo de esta vía regional cuya ejecución se encuentra al 75 por ciento. “Esta obra da respuesta a las necesidades de 1.600 usuarios que a diario transitan por esta carretera”, destacó la responsable regional, quien informó que prevén que en octubre concluya la obra que abarca una longitud de 2,6.

María Casajús destacó la construcción del nuevo puente sobre el barranco Marín, con 17 metros de altura que ha supuesto la demolición completa del antiguo para llevar a cabo la construcción de un nuevo tablero que se ha ampliado de forma simétrica con “el objetivo de modernizar la infraestructura y reforzar su seguridad”.

Explicó que se han sustituido las vigas existentes para aumentar la capacidad hidráulica del barranco y las nuevas se apoyarán en los estribos del puente antiguo, que se encuentran en buen estado, y serán ensanchados mediante un pórtico de hormigón armado que abrace los mismos, con un dintel superior y dos pilares laterales.

En la zona de los estribos, donde también es necesario dotar de mayor anchura a la calzada, se ejecutará una losa que volará a 1,2 metros a cada uno de los lados. La losa, en su parte volada, estará encofrada en el suelo del barranco.