La CHS mejora y amplía el hábitat de la cerceta pardilla en la rambla de Las Moreras

0

La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) concluye los trabajos para la construcción de una conducción destinada a derivar agua de las lagunas de la antigua depuradora de Mazarrón a la Rambla de las Moreras con el propósito de ampliar y mejorar el hábitat disponible para la cerceta pardilla durante su época de cría.

La CHS, en colaboración con la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, ha llevado a cabo los trabajos necesarios para inundar un tramo de unos 300 m de la rambla de Las Moreras. De esta forma, queda asegurada la posibilidad de mantener una lámina de agua somera durante la época reproductiva de la especie, que comprende de abril a agosto.

Una de las principales amenazas a las que se enfrenta la cerceta pardilla es la pérdida de sus hábitats, por lo que acciones como esta, que buscan ampliar los espacios disponibles que presenten las condiciones adecuadas a los requerimientos de la especie, son de gran relevancia para su conservación, especialmente en momentos críticos como la época de cría.

Esta actuación se enmarca dentro del proyecto LIFE Cerceta Pardilla, cuyo objetivo principal es la mejora del estado de conservación de 3.000 hectáreas de humedales para revertir el riesgo de extinción de la cerceta pardilla, el pato más amenazado de Europa y en situación crítica en España.

El proyecto LIFE Cerceta Pardilla está coordinado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que actúa también como socio a través de la Confederación Hidrográfica del Segura y Tragsatec. Participan como socios además la Consejería de Sostenibilidad, Medio Ambiente y la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, la Consejería de Medio Ambiente, Universidades, Investigación y Mar Menor de la Región de Murcia, así como las organizaciones SEO/Birdlife y ANSE. Cuenta con la contribución del Programa LIFE de la Unión Europea y de la Dirección General del Agua.