La Asamblea de Docentes de Cartagena quiere denunciar públicamente la situación de injusticia en que se encuentra el colectivo del profesorado interino

0

Comunicado:

1.- En los últimos diez años, con motivo y excusa de la crisis que sufrimos y la suma de la aplicación de la Ley Wert (LOMCE), la administración ha recortado las plazas convocadas para el profesorado, lo que ha supuesto, entre otras cosas, un aumento del porcentaje de interinidad. Esto ha provocado que haya profesorado en una situación de inestabilidad durante demasiados años, hasta diez que son los años que hace que algunas especialidades no se convocan. Por ello consideramos necesario establecer un sistema de acceso diferenciado, en el que se compita por obtener una plaza en igualdad de condiciones entre aquellas personas que se encuentran en la misma situación. 

2.- El modelo de examen actual resulta obsoleto, además de sujeto a condicionantes evitables o mejorables, como la subjetividad del personal que evalua, el azar y, además, los interinos e interinas están trabajando y no pueden dedicar el mismo tiempo a preparar las pruebas que los demás opositores. 

El carácter eliminatorio de las diferentes fases anula la posibilidad de evaluar realmente la capacidad docente, ya que no se concluye la realización de todo el proceso que finaliza con la valoración de la misma. 

3.- Con los recortes en la inversión en Educación Pública también se han recortado derechos, no solo del funcionariado docente, sino también del interino. De esta forma se encadenan contratos que no están sujetos a indemnización, hay funciones que se realizan y no se valoran económicamente como en el caso de los funcionarios, tales como la Jefatura de Departamento o las tutorías. Exigimos los mismos derechos ante las mismas funciones y responsabilidades. 

4.- Por otra parte hay que señalar la grave discriminación que existe entre el funcionariado interino de la misma administración pero de diferentes consejerías. La más flagrante es la imposibilidad que hay en Educación de mantenerse en el mismo puesto vacante (que no sustitución) hasta la convocatoria de la misma por oposición. Esta situación va en detrimento de la calidad educativa, dado que no se mantiene a la misma persona en el mismo centro, y convierte a las personas interinas en números y las mantiene en una situación de inestabilidad indefinida. 

Por todo ello nos solidarizamos con el colectivo de docentes interinos y nos sumamos a sus reivindicaciones.